Fábulas de Esopo: anima a tu alumnado a reflexionar

0
210

fábulas de Esopo para reflexionar

Fuente: Educación 3.0

Esopo fue un escritor de la Antigua Grecia muy popular por sus fábulas. En la mayoría de ellas los protagonistas son animales que, a través de su comportamiento, ofrecen una lección moral o enseñanza que hace reflexionar sobre valores fundamentales. De hecho, la sencillez y brevedad de los relatos consiguen que el alumnado los comprenda fácilmente, por lo que son adecuados tanto para menores como para adultos. Asimismo, fomentan su imaginación y creatividad y estimulan la sensibilidad y la empatía con las emociones de los personajes. A continuación, se recogen algunas de ellas, que se encuentran disponibles para su visionado en YouTube.

El león y el ratón

YouTube video

Transmite los valores de la bondad, la lealtad y la amistad a través de un cuento protagonizado por un león y un ratón. Mientras que el primero duerme, un grupo de roedores se atreve a salir y a jugar a su alrededor. El más valiente de ellos se esconde en su melena y lo despierta. Muy malhumorado, el león lo atrapa y lo amenaza con comérselo; sin embargo, el ratón lo convence de que no lo haga: “Si me dejas, te estaré eternamente agradecido. Déjame marchar, porque puede que algún día me necesites”. Unos días después, el ratón pasea por el bosque cuando se topa con el león enganchado en una red. Para saldar su deuda empieza a roer las cuerdas y lo libera; desde ese día, los dos se convierten en amigos para siempre.

El viento y el sol

YouTube video

Mientras que el viento presume de derribar árboles, hacer volar casas por los aires y levantar tractores, el sol está convencido de que es más fuerte. Para comprobarlo, se proponen un reto:  deben quitarle la capa a un señor que pasea por la calle; el que logre hacerlo, será el más fuerte. El viento sopla con la máxima intensidad que puede, pero el hombre, para defenderse, se abriga más. A su vez,  el sol comienza a enviar sus cálidos rayos con más ardor que nunca. Como consecuencia, el hombre empieza a sudar y se quita la capa, haciendo vencedora a la estrella. La moraleja de esta fábula es que más vale maña que fuerza; el razonamiento es mucho mejor que la violencia.

El Perro y El Hueso

YouTube video

El protagonista de esta fábula es un perro que camina tranquilamente con un sabroso hueso en su boca. Al llegar a un río piensa que su reflejo en el agua es otro animal que lleva un hueso mayor. Siendo avaricioso y queriendo adueñarse del manjar más grande, suelta el suyo quedándose sin él y sin el ajeno, porque no existe. La moraleja es que no se debe codiciar el bien de los demás, ya que se puede perder lo que ya se ha adquirido con esfuerzo.

La Lechera y Su Cubo

YouTube video

Apela a aquellas personas que constantemente imaginan o sueñan algo imposible; que ‘hacen castillos en el aire’, como la lechera del cuento. Se trata de una niña que debe llevar al mercado un cubo de leche recién ordeñada. En el camino, va soñando despierta, pensando en las cosas que hará con el dinero que le den a cambio de la bebida, como comprarse un vestido e ir a la fiestas del pueblo. Allí, el hijo del molinero querrá bailar con ella. La niña pensaba: “No voy a decirle que sí de buenas a primeras. Esperaré a que me lo pida varias veces y, al principio, le diré que no con la cabeza. Le diré que no así”. Al hacer el gesto, el cubo cae al suelo, quedando la lechera sin nada. El mensaje que intenta transmitir el cuento es que no hay que anhelar impacientemente el futuro, ni vivir ansioso, ya que ni siquiera el presente es seguro.

Fábula de Esopo sobre ser humilde

YouTube video

Dos gallos riñen para decidir quién es el dueño del gallinero, hasta que un día uno de ellos gana la pelea; el perdedor se retira avergonzado, mientras que el vencedor alardea de su victoria. Tanto presume que se sube al sitio más alto para cantar su victoria a todo el corral. Al hacerlo, no solo llama la atención de todas las aves del lugar, también la de un águila hambrienta. Esta se abalanza sobre él y lo rapta con sus garras, de modo que el gallo que había perdido la pelea regresa y se queda con todo el gallinero. La moraleja es que se debe ser humilde cuando se logra un éxito en la vida: “El soberbio perece y el humilde permanece”.