Francisca Elgueta: la profesora que lucha por la reinserción escolar de jóvenes y adultos 

0
148

Francisca Elgueta

Fuente : El Mostrador

Su experiencia como ayudante y el participar de voluntariados en una escuela para adultos en el barrio La Chimba de Recoleta, hicieron que Francisca Elgueta cambiara su rumbo y viera en la enseñanza una gran oportunidad.

“Me di cuenta del valor de la educación y del daño que genera en el autoestima de una persona el no haber completado su educación. Y sobre todo la valentía que requería el volver a atreverse, a volver a enfrentar una sociedad que te ha excluido, que te ha dicho que no puedes”, menciona a radio Concierto.

Con 33 años, la docente ha desempeñado su vocación en distintos establecimientos educacionales en contextos de vulnerabilidad, como la red de colegios de la Sociedad de Instrucción Primaria, siendo coordinadora de innovación en la Red Ignaciana y también realizando consultorías en el Ministerio de Educación, lugar en el que trabajó en la elaboración de un nuevo currículum para educación de personas jóvenes y adultas.

Por esto, en un nuevo Mujeres Inolvidables, el especial semanal en donde destacamos las importantes hazañas de mujeres chilenas de la historia y el presente, visibilizamos el impacto de la profesora de Historia y Formación Ciudadana, Francisca Elgueta, quien a través de su desafiante labor en contextos de alta vulnerabilidad, hace accesible y cercana la educación para fomentar la reinserción escolar.

La docente lleva tres años trabajando en el Colegio Betania de la Granja, en la región Metropolitana. En este establecimiento se dedica a educar y motivar a adultos y jóvenes que han abandonado sus estudios por distintos motivos y que deciden volver a la escolaridad en modalidad 2×1.

Según el Centro de Estudios del Mineduc, entre 2021 y 2022, más de 50.500 alumnos abandonaron el sistema escolar, cifra que representa un 24% más respecto a lo que había en 2019 previo a la pandemia.

Frente a este escenario, uno de los principales problemas del sistema escolar, expone Elgueta, es que  los estudiantes que lo dejan es porque «creen que ya no valen en ese espacio, porque pierden el autoestima académico y porque sienten que la escuela no es un lugar para ellos, sino que para otro tipo de personas».

Esta problemática surge debido a que tanto la sociedad como el sistema educativo le han dicho “constantemente que no son parte. Los hemos excluido, marginado, los hemos expulsado de las escuelas“, expresa la educadora en ADN.

Y es ahí donde pone énfasis, en la recuperación del autoestima académica ayudando a aquellas personas que sienten que la educación escolar es demasiado para ellos, a creer en sí mismos y que son agentes de cambio, pero también, a que los otros profesores y la sociedad en general cambien su visión.

“La autoestima se construye mediante una cultura de altas expectativas con los estudiantes. Los estudiantes inmediatamente perciben cuando esperas grandes cosas de ellos… Hay que tener cuidado con creer que los estudiantes que vienen de la pobreza no son capaces”, menciona la docente de Historia y Formación Ciudadana a radio Infinita.

De esta forma, el mostrarles a cada uno de los y las estudiantes lo mucho que valen es una de las labores más importantes en los espacios educativos, expresa Elgueta, pero también, entender que reintegrarlos a la educación escolar no tiene que ver solo con que la completen.

“Cómo lo convencemos no solo que pertenecen a un espacio escuela, sino además que pertenecen a la sociedad… Si te quedas fuera del espacio escolar, significa que hay muchos factores que te fallaron, desde qué está pasando en espacios de vivienda, de áreas verdes, de barrios, de tantas cosas que los hacen sentir marginados”, manifiesta.

Bajo esta situación, es que las alternativas como las que trabaja Francisca buscan facilitar a que tanto jóvenes como adultos puedan terminar su formación escolar, desde “experiencias de enseñanzas que sean significativas para los estudiantes, espacios en donde puedan construir y reconstruir la autoestima académica”.

La inspiradora labor de la docente fue recientemente reconocida con el premio Global Teacher Prize Chile 2022, galardón considerado como el “Nobel de la Enseñanza” y que se entrega a aquellos docentes que realizan acciones transformadoras para sus estudiantes y comunidades.