Gamificación: ¿cuáles son los beneficios de aprender jugando?

0
59

Lograr un mayor interés e involucramiento de los alumnos, son algunas de las ventajas que tiene el uso de esta técnica que mezcla contenidos con actividades lúdicas.

Fuente: El Dínamo.

Son muchas las formas de enseñanza que pueden personalizarse según la edad de los alumnos. Sin embargo, hay una técnica que es transversal a todas las edades: el juego. Y precisamente, de la mano de éste, nace lo que se conoce como “gamificación”, una metodología que mezcla la mecánica de los juegos con los contenidos, aumentando el interés y los niveles de involucramiento de los estudiantes.

Según los expertos, esta forma de aprendizaje facilita la interiorización de conocimientos a través del carácter lúdico de los juegos. Además, gracias al avance tecnológico de los últimos años, han surgido emprendimientos y estrategias que utilizan el concepto de gamificación en un idioma familiar para los niños.

Aplicación en el aula

Aprender usando un robot puede ser una experiencia sumamente novedosa para niños y niñas en edad preescolar y escolar. En vista de ello, hoy en Chile se está incorporando a las salas de clases Sima, un robot potenciado con Inteligencia Artificial que -gracias a su aplicación del celular- permite a los colegios personalizar el contenido, incluyendo elementos del currículum formal e informal.

“Hoy día es necesario ampliar los contenidos a los que se exponen los niños y niñas e incluir tecnologías que generen el espacio para que ellos desarrollen habilidades computacionales y socio-emocionales. Esta es una forma atractiva de llamar su atención y ampliar los mundos educacionales a los que se ven enfrentados”, afirmó Virginia Días, cofundadora de Sima Robot.

En el caso de los alumnos más grandes, la gamificación también puede resultar efectiva. En esa línea, RomaCl creó un dispositivo enfocado en facilitar la tarea del profesor en la sala de clases. Este sistema permite la corrección instantánea de las evaluaciones, disminuyendo casi por completo las dos semanas que tienen por normativa los profesores para corregir, y por ende, contribuye a entregarle más tiempo a los docentes para enfocarse en una educación más personalizada y detallada.

“Creamos ROMA (Resultados Offline Mediciones Académicas) pensando en que ayudar a los profesores a personalizar la educación  y subir los estándares de calidad. Nuestro servicio está dirigido a la normalización de los procesos pedagógicos”, explica Luis Gringras, cofundador de RomaCL.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here