Gobierno busca ampliar subvención escolar a nuevos establecimientos en medio de la pandemia

0
226

Por Oriana Fernández en La Tercera

Este lunes se inicia la discusión en el Senado del proyecto de ley que modifica la Subvención Escolar Preferencial.

Alrededor de 700 establecimientos educacionales, donde estudian 200 mil alumnos, no reciben recursos provenientes de la Ley de Subvención Escolar Preferencial (SEP) en 2020, según cifras del Ministerio de Educación (Mineduc). Se trata de la norma que permite que el Estado entregue a los colegios municipales, subvencionados o de servicios locales un monto determinado por cada alumno vulnerable que acude a ellos.

Este lunes se inicia en el Senado la discusión del proyecto de ley que modifica la norma promulgada en 2008. Por ejemplo, ya no será voluntaria la postulación a los fondos, sino que el colegio podrá acceder a ella por el solo hecho de tener estudiantes denominados “preferentes” o “prioritarios”.

Actualmente, existen dos millones de escolares favorecidos con la SEP, quienes estudian en 7.862 colegios a nivel nacional (ver infografía). Además, el proyecto de ley elimina el requisito de que los establecimientos deban suscribir un convenio con el Mineduc para recibir el monto por estudiante, trámite que finalmente deriva en que muchos sostenedores se resten por considerar el proceso demasiado burocrático. Sí, en cambio, se seguirá solicitando a los establecimientos un plan de mejoramiento educativo, el cual debe ser desarrollado por las escuelas en miras a potenciar la gestión pedagógica, curricular, directiva y el uso de los recursos, entre otros aspectos.

El ministro de Educación, Raúl Figueroa, explicó que la Subvención Escolar Preferencial hoy es “voluntaria, pero el proyecto de ley busca que ese convenio ya no sea necesario para recibir la subvención y, por lo tanto, que esté disponible para todos los alumnos prioritarios y preferentes del sistema, incorporando a 200 mil escolares que podrían recibirla y que hoy no lo hacen”.

Figueroa añadió que aunque la iniciativa legal fue presentada al Congreso en 2019, ha sido en medio de la pandemia del coronavirus que tomó relevancia el apoyo a las escuelas, dado que muchos establecimientos tuvieron que realizar inversiones para poder continuar con las clases.

El ministro dijo que la subvención podría ser destinada por los colegios “en adquirir medios tecnológicos para facilitar el aprendizaje y también artículos necesarios para adecuar los establecimientos al contexto sanitario; todo en el marco de sus proyectos educativos”.

Fiscalización

La directora ejecutiva de Educación 2020, Alejandra Arratia, señaló que es clave apoyar a los alumnos vulnerables, porque “la escuela tiene como propósito avanzar en la equidad de las oportunidades de los niños y niñas”. Agregó que si bien es importante la flexibilidad a la hora de entregar estas ayudas, “es necesario que se fiscalice el uso de los recursos, porque en el pasado vimos casos de mala utilización”. Añadió que la Superintendencia de Educación o la Contraloría deben cautelar que los montos sean usados con fines pedagógicos.

Hernán Herrera, presidente de la Corporación Nacional de Colegios Particulares, aseguró que durante la pandemia surgen desafíos que involucran inversiones para continuar con las clases on line y presenciales en 2021.

“Algunos establecimientos debieron adquirir computadores y la entrega de chips a los alumnos para conectarse a internet”, dijo.

José Valdivieso, presidente de la Confederación Nacional de Colegios Particulares Subvencionados, añadió que “en lo digital se debieron entregar tablets y conexión a profesores y alumnos, lo que no estaba previsto. También se requiere sanitización, ventilación y otros elementos de seguridad para retornar a lo presencial”. Planteó que algunos recibieron ayudas del Mineduc, pero que es necesario contar con recursos permanentes.

Mario Aguilar, expresidente del Colegio de Profesores, sostuvo que dada la crisis, es necesaria la flexibilidad para el uso de los recursos, pero advirtió que “debe haber control. En el pasado, algunos sostenedores gastaban el 90% de los dineros en asesorías que no existían”.

Comenta