Jóvenes panameños impulsan educación ecológica

0
312

La educación ecológica llegó para quedarse. En Panamá, orientan a sus universitarios a través de diplomados que los convertirán en futuros agentes de cambio.

Fuente La Estrella de Panamá. Editado por Eileen San Martín.

La iniciativa Gestión y Manejo de Desechos con Innovación Social (Gemadis) está dirigida a los universitarios.

Aprovechando el potencial de las clases virtuales para impartir diplomados sobre temas ambientales, en Panamá se creó el proyecto Gestión y Manejo de Desechos con Innovación Social (Gemadis). Corresponde a una iniciativa dirigida a la población universitaria con el fin de convertir a los jóvenes en futuros agentes de cambio.

Creada en el Laboratorio Internacional de Incidencia Ciudadana (LIIC), es un programa de formación de jóvenes líderes impulsado por Educación 2020. Sus actividades son financiadas por el Fondo Chile. Entre sus aliados en Panamá, están el movimiento Jóvenes Unidos por la Educación y Ciudad del Saber.

El plan está a cargo de los jóvenes María Isabel Morales, Carolyn Jordan, Junior Castillo, Laura Cecilia Vidal y Mauricellis Díaz.

Plan piloto

A través de una alianza con la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP), los cinco jóvenes han logrado desarrollar su plan piloto en las sedes de Panamá y Chiriquí. El programa consiste en la implementación de un diplomado sobre clima, suelo, energía y cuencas hidrográficas.

Con este convenio surge la primera generación de 30 universitarios de ambas provincias. «Trabajamos con todo tipo de carreras. Nos centramos en divulgar el proyecto en la Facultad de Ingeniería Civil. Ahí se ofrecen las licenciaturas en Ingeniería Ambiental, en Sistemas, Saneamiento y Ambiente», señaló Vidal.

Para crear el módulo de los recursos hídricos, Gemadis recurrió al Plan de Diseño de Agua 2015-2050, desarrollado por el actual gobierno. «Utilizamos la información para conjugarla de la forma más vistosa, atractiva y simple. Nuestro fin, es que los estudiantes se den cuenta de la realidad de las cuencas hidrográficas del país«, acotó Vidal.

Un problema frecuente fue el desconocimiento de las realidades generales por las que atraviesa el país. «Cuando no entendemos lo más básico en temas ambientales, llegamos al punto de olvidar la importancia que puede tener«, precisó.

Frente a esto, Vidal explicó que las campañas de reciclaje no perduran en el tiempo, por la falta de contenido educativo vinculado a temas ambientales. «Nos convencimos de que con entregar volantes o poner basureros no se logran mayores resultados. No se trata el problema central; el desconocimiento«, indicó la joven oriunda de Los Santos.

Clases virtuales

De los 30 estudiantes que iniciaron el curso, 21 lograron terminar los módulos. «Nos dimos cuenta de que era necesaria la interacción con los estudiantes. Sabemos que la educación virtual es buena por las facilidades que ofrece. Sin embargo, no es eficiente como lo sería una presencial; en esta se mantiene al estudiante más interesado«, precisó.

«Nuestro objetivo es que cada chico pueda llegar a ser miembro de Gemadis. Esperamos que colaboren en las campañas de reciclaje. También, que puedan enseñar a sus amigos, familiares o incluso a otros compañeros sobre estos temas», apuntó.

La vocera destacó que los trabajos en Chiriquí han tenido avances significativos. En los últimos meses, se han reunido con el director regional de la UTP con el objetivo de buscar un aula disponible una vez a la semana. De esta forma, se podrá interactuar con los estudiantes durante los módulos.

Será una capacitación impartida durante una o dos horas, donde aprovecharán para trabajar los talleres. «Estamos trabajando en la logística de los horarios, para que no perjudiquen a los grupos que participarán este año», recalcó.

Educación ambiental

Para Vidal, muchas veces las personas desconocen qué es un vertedero. «Durante los doce años de vida escolar de un individuo, el sistema educativo no los orienta sobre la responsabilidad social que debe tener con el ambiente. Lo que hace falta es impulsar una alianza para aprender y hacer. Si no se crean métodos educativos, las personas nunca tendrán conciencia para reciclar», sustentó.

En el caso de la provincia de Chiriquí, la joven destacó que aún no existen innovaciones sobre el tema. «No se conocen movimientos sociales dedicados al reciclaje. Los únicos restaurantes o comercios que tomaron medidas fueron las franquicias que se encuentran en la ciudad capital. Los comerciantes de las provincias no han generado ningún tipo de interés en el tema», expresó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here