Ken Robinson, educador, escritor británico: “Las personas están fallando en el sistema, porque el sistema no se adapta a ellas”

0
5

El especialista opina que la educación actual ha dejado de lado los talentos y habilidades personales para basarse en logros y rankings, lo que termina por frustrar a los estudiantes. Su llamado es a replantear el sistema. 

Por Janina Marcano (Desde Madrid – El Mercurio)

Ken RobinsonPara la publicación de su libro “El elemento”, que habla sobre la importancia de descubrir la pasión personal, Ken Robinson, educador, escritor y conferencista británico- entrevistó a Paul McCartney, el bajista de The Beatles.

“Le pregunté si había disfrutado la música en la escuela y me dijo que no, y si su profesor de música pensó que él tenía algún talento para la música, y la respuesta fue no”, contó Robinson durante su presentación en EnlightED, conferencia mundial de educación organizada por Fundación Telefónica y que reunió en Madrid a más de cuarenta especialistas en la materia.

“En el mismo programa escolar estuvo George Harrison (guitarrista de la famosa banda), así que le pregunté a Paul si el profesor pensó que al menos George tenía algún talento para la música y me dijo que no”, continuó. “Bueno, lo que tiene de común esta historia es que hubo un profesor de Liverpool que tuvo a la mitad de The Beatles en su clase y no se dio cuenta”.

Con esa historia, este doctor de la Universidad de Londres y que ha trabajado como asesor educativo de la Unesco, del ex Primer Ministro británico Tony Blair y de otros diez gobiernos, hizo un llamado a replantear la educación poniendo el foco en la diversidad de talentos. Su opinión es que el sistema actual se caracteriza por ser conformista, porque tiene un concepto muy estrecho de la inteligencia y de las habilidades.

“El mejor ejemplo es que estamos obsesionados con que los niños vayan a la universidad. No estoy en contra de eso, fui a la universidad durante muchos años, pero la inteligencia humana va mucho más allá del mundo académico, y la escuela ha dejado de lado las habilidades que tienen los seres humanos de forma natural”.

La competencia

Durante su intervención, Robinson criticó la importancia que tienen los rankings internacionales. “Los políticos hablan de volver a las bases de la educación y realmente quisiera que lo hicieran. Las bases no son PISA, no son tablas de clasificación. La educación es acerca de los derechos humanos y las vidas y esperanzas de los niños y las comunidades. (…) Hemos creado un sistema que tiene sus raíces en competencias internacionales y creo que debemos parar esto”, dijo.

Uno de los problemas de ese modelo, comentó el especialista, es que “funciona de forma similar a las cadenas de producción industrial” y hace que la escuela se base en ideas lineales de crecimiento personal centradas en logros.

“Se cree que tienes que estar en un nivel para pasar al siguiente, y algunos lo logran, pero otros no. Y si no alcanzas la puerta de salida te caes del sistema”. “Esto lo que hace es frustrar el talento humano y, en esencia, es lo que estamos haciendo actualmente”, comentó.

Y una de las consecuencias es la pérdida de motivación por aprender, asegura. “En el mundo hay un gran porcentaje de niños que desertan el colegio”, dijo Robinson.

“Y no es justo culparlos a ellos. Si tu compañía pierde el 20% de sus clientes en un año, tendrías que preguntarte si tus clientes son tontos o si el problema es de la compañía. Yo creo que el hecho de que perdamos a tantos niños de la escuela es que esta no está diseñada para atraerlos apropiadamente”. Y agregó: “Las personas están fallando en el sistema, porque el sistema no se adapta a ellas”.

Sustentabilidad

El experto cree que es necesario repensar la educación en términos de sustentabilidad, tal como se persigue con el medio ambiente.

Crear currículum personalizados en términos de procesos de aprendizaje, basados en la colaboración y que fomenten la creatividad y el descubrimiento de los talentos personales, es un primer paso, aseguró.

“Si vemos los problemas del mundo, nos daríamos cuenta de que la educación es la única salida. Desarrollar la colaboración y nuestros talentos es su misión, y no podría ser más urgente. Incluso si lo lográramos, aún no seríamos capaces de controlar el futuro, pero tendríamos uno mejor para nuestros hijos”, finalizó Robinson, en medio de una multitud que lo aplaudió de pie durante más de dos minutos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here