La educación en Chile debe avanzar hacia el futuro

0
865

El futuro de la educación

Según el último estudio realizado por la Subsecretaría de Educación Superior de Chile sobre matrícula 2021, muestra el exponencial aumento de interesados que buscan cursar programas que se imparten en modalidad a distancia: aumentó en un 68,6% en 2020, pasando de 18.655 alumnos a 31.461 en 2021, representando el 10% de la matrícula de pregrado en Educación Superior. Estas cifras muestran que los niños, jóvenes y adultos cambiaron sus dinámicas y rutinas de estudios tradicionales por herramientas digitales, y es en este proceso donde evolucionamos X-Learning, modelo que enseña a través de la experiencia con el lema “la tecnología como medio, la educación como fin”.

La educación digital es el próximo paso seguro y responde a la digitalización de la educación producto de la pandemia, siempre con soluciones a problemas estratégicos sobre todo al capital humano más dañado en este tiempo: los profesores. Gustavo Aguilar, fundador y CCO de Smartraining, start-up chilena pionera en el desarrollo de un modelo de educación X-Learning, comenta “para los estudiantes, el término e-Learning se convirtió en sinónimo de clases por videoconferencia y archivos PDF. Sin embargo, hoy vemos que la educación en Chile debe avanzar hacia el futuro y que el aprendizaje todavía puede evolucionar aún más en experiencias educativas con la ayuda de herramientas y dispositivos tecnológicos como smartphones, computadoras o consolas de videojuegos, donde los alumnos pueden tener un impacto mayor nivel”.

En esta transformación se pueden utilizar herramientas de realidad aumentada, realidad Virtual inmersiva y no inmersiva, simuladores 2D, gamificación e incluso otro tipo de experiencias para ampliar los conocimientos y mostrar cómo se pueden aplicar en los entornos. La startup chilena lleva 10 años desarrollando tecnología e innovando en educación, a través de este modelo que permite identificar distintos estilos de aprendizaje, creando contenido educativo ágil, práctico y asincrónico para que cada persona aprenda a su ritmo y a su manera.

Así es como el rol de los profesores será vital para la preparación de las clases y cómo éstas impactarán en los estudiantes «Según mi experiencia, el uso de X-Learning ha incrementado la atención, el interés de los estudiantes por la educación asíncrona, y genera experiencia basada en el aprender haciendo», comenta José Miguel Erpel, docente de distintas universidades.

Cabe señalar que según reporta el Sistema de Ingreso a la Educación Superior, el año 2020 las universidades chilenas ofrecían 63 programas en formato semipresencial, mientras que el 2021 crecieron a 123. Con respecto a los programas online, en el mismo año existían 58 y en durante el 2021 alcanzaron los 131. “Estos datos son importantes ya que marcan una tendencia importante sobre la transformación digital en el ámbito educacional, y es por eso que estamos muy concientes que una implementación generalizada puede llegar dentro de cinco y 10 años, pues los cambios a nivel académico son lentos, se basan en decisiones de múltiples áreas y están supeditados a sus resultados inmediatos”, enfatiza Aguilar.

Sobre Smartraing

Smartraining es una empresa de e-learning nacida en 2010. Cuenta con oficinas en Chile, México, Estados Unidos y España, y trabaja para clientes de los principales sectores de la economía en otros mercados como Colombia, Perú o Argentina. La compañía es pionera en el desarrollo de un modelo de educación para ‘aprender haciendo’ gracias a la utilización de tecnologías como simuladores de realidad virtual y aumentada, infografías o gamificación, las cuales integra en su plataforma de e-learning para potenciar el aprendizaje. A su vez, su tecnología permite la captura de datos durante el proceso formativo, lo que hace posible que mediante inteligencia natural sea posible adaptar el contenido según el perfil cognitivo del usuario. La metodología de Smartraing le permite ofrecer un incremento de entre un 80% y un 90% de retención de la información, cinco veces más rápido y con un ahorro económico muy importante con respecto a la educación tradicional.