La evaluación como una herramienta inclusiva e integradora

1
287

En un contexto educativo la evaluación del aprendizaje es un proceso permanente dentro del aula con la cual el docente recoge información y evidencias de los logros de los objetivos propuestos y de los avances que han tenido sus estudiantes. Esta información permite que el profesor pueda tomar decisiones para realizar cambios en las estrategias para que así todos puedan alcanzar dichos objetivos.

Actualmente, para una educación que se plantea ser más inclusiva e integradora en las aulas se debe considerar que todos los estudiantes tengan una educación de calidad, teniendo presente sus características individuales. Es así, como la evaluación cobra gran importancia en el proceso educativo y al mismo tiempo representa un gran desafío, por lo que es el docente quien debe estar más abierto y preparado para aplicar diferentes formas de evaluaciones. Con la aplicación o implementación del DUA (Diseño Universal de Aprendizaje) en las aulas la evaluación, ya no sólo debe ser una evaluación diferenciada como un tipo de evaluación que se aplica en contextos educativos en que se atiende a la diversidad, sino que se propone dar un paso más para llegar a tener una evaluación inclusiva en una educación inclusiva, en la cual se pone el enfoque en la diversidad.  Así, para tener una evaluación inclusiva se hace necesario aplicar métodos de enseñanza que lleguen a todos los estudiantes en la que además de inclusiva, sea integradora.

Establecer un modelo de evaluación que permita y favorezca la integración y la inclusión es una tarea de todos los integrantes de la comunidad educativa, considerando al estudiante como al principal agente de su aprendizaje, aplicando con responsabilidad los acuerdos establecidos, consensuados y compartidos, que promuevan la participación y el aprendizaje de todos. Así, atendiendo a los principios de inclusión, la evaluación se plantea como un proceso: continuo, dinámico, abierto y flexible, que sea en su mayoría formativa, a través de la observación directa al alumno para conocer el desarrollo de cada uno e intervenir en los momentos en los que se comenten errores para que el educando pueda aprender de estos y además, se considere aplicar una autoevaluación y una coevaluación con los instrumentos pertinentes. 

La información en el proceso de evaluación es relevante desde el inicio, ya que le permite al docente conocer el punto de partida de cada estudiante en función de los aprendizajes esperados, también lo es durante el proceso de aprendizaje para retroalimentarlo y corregir errores y al final del proceso, para conocer en qué medida el estudiante logró los objetivos de aprendizaje. 

La evaluación sumativa en la evaluación inclusiva se debe planificar meticulosamente por el docente, estableciendo claramente los objetivos que se van a evaluar y tener presente que todos los educandos hayan tenido las oportunidades de una evaluación formativa, para así haber tenido la posibilidad de corregir sus errores y desarrollar sus habilidades. En esta planificación de la evaluación sumativa el docente también debe considerar las adecuaciones curriculares correspondientes para los estudiantes con necesidades educativas especiales (NEE) tanto transitorias como permanentes.

A modo de reflexión se puede señalar que para cambiar paradigmas y crear una educación exitosa y realmente inclusiva e integradora en la sociedad, se necesita    que cada uno de los docentes que están en el aula y trabajan con la diversidad puedan utilizar la evaluación como una herramienta inclusiva e integradora a través de la toma de conciencia y flexibilidad al implementar una evaluación para todos, formativa y formadora, para así mejorar la interacción y el compromiso social, los niveles de autoestima de los estudiantes y fomentar sus valores.

Yasmín Schmidt Jeno.

1 Comentario

  1. Estimada colega, un agrado leer su publicación. Como bien dice, es un desafío permanente poder atender las necesidades educativas de tod@s los ESTUDIANTES. El proceso evaluativo debe aportar al crecimiento y el auto conocimiento de los estudiantes, para así avanzar hacia la autonomía y desarrollo de habilidades que lo lleven a formar una sociedad justa, en que cada integrante se sienta validado.
    Un abrazo y exitosa semana
    Marcelo Pot Espiñeira

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here