La fundación que llena el corazón de Bajos de Mena

1
2313

 

Canalizando la ayuda a través de los colegios en los que opera, la Fundación Trabün realiza un plan de apoyo integral que ha beneficiado a más de 800 familias de la comuna.

Sábado, 11 de la mañana. El sonido del tono de espera de la videollamada interrumpe el silencio en la casa de Jeremías, uno de los 235 niños que participan en los talleres online que, cada fin de semana, realiza la Fundación Trabün.

  • Hola Jeremías, ¿cómo estás?

  • ¡Hola tío! ¿Y el Pablo? ¿No se ha conectado?

El taller acaba de empezar. Cuando Pablo se conecte, los niños empezarán a jugar con uno de los voluntarios de Trabün. El juego es, para ellos, el motor del aprendizaje y hoy aprenderán el valor de la paciencia, a través de actividades lúdicas como hacer un origami o dibujar en una pizarra virtual.

“Los talleres han sido muy positivos, porque sienten que están haciendo una vida normal. Tienen contacto con otros niños, se entretienen harto y aprenden distintos valores, como el respeto a los demás. Eso es fundamental que lo hagan desde pequeñitos”, comenta Paulina Valenzuela, la mamá de Jeremías.

ESTAR UNIDOS 

Los talleres online son una de las iniciativas que desarrolló la Fundación Trabün para continuar el trabajo con los colegios en los que opera, pese a la crisis sanitaria. La fundación trabaja en Puente Alto desde 2015, apoyando la educación socioemocional en niños. Actualmente trabajan con 6 colegios; la mayoría de Bajos de Mena.

“Trabün es una palabra del mapudungún que significa estar unidos. Desde que iniciamos nuestro trabajo en Puente Alto, planteamos un trabajo en conjunto con los colegios y las familias. Ellos nos han permitido ser parte y hoy tenemos que seguir más unidos que nunca”, dice el director ejecutivo de Trabün, Juan Álvarez.

Ese espíritu ha sido fundamental en el contexto actual. Producto del coronavirus, Trabün amplió su apoyo y desarrolló un proyecto de ayuda integral para enfrentar las consecuencias de la pandemia. A través de los colegios donde opera, la fundación ha entregado ayuda material (cajas de alimento, pañales y chips de internet); apoyo emocional (acompañamiento psicológico para niños y familias), y desarrollado material didáctico para continuar con el aprendizaje socioemocional. Hasta el momento, han ayudado a más de 800 familias de la comuna.

“La Fundación Trabün llegó a nuestro hogar en un período que ya casi nada había en nuestras mesas y nos dieron esperanza, no sólo alimentos”, comenta Cecilia Ibarra, vecina de Bajos de Mena.

Desde la Fundación advierten que la salud mental también es una preocupación durante la pandemia.  El aislamiento, el temor y la incertidumbre que se vive actualmente, puede generar emociones fuertes en niños y adultos. Por lo mismo, Trabün liberó su contenido para que cualquier familia (especialmente los niños) puedan identificar sus emociones y aprender a manejarlas.

En su página web (www.fundaciontrabun.cl) pusieron a disposición sus guías de actividades para alumnos de 3ro a 8vo básico. Además, todos los lunes, miércoles y viernes, suben juegos y actividades para que los niños puedan hacer en familia. Saben que, de alguna manera, ese material puede ayudar a más familias a sobrellevar la cuarentena.

 

1 Comentario

  1. Un saludo y felicitaciobes,por su labor valorica en sectores vulnerables.Durante 16 años trabaje en ese sector.Colegio Elisa Valdes.Ahora estoy en otro colegio necesito me comoartan su material valorico.
    Agradecida.

Comments are closed.