La historia del profesor youtuber de Antofagasta que enseña con canciones

0
61

Screen Shot 2017-11-06 at 12.51.02 PMAntonio Cortés hace clases al 3º básico del Colegio José Lancaster de Antofagasta.

Este licenciado en Educación imparte clases con los éxitos musicales del momento. También sube videos a YouTube con la materia del curso para que sus alumnos practiquen los contenidos.

Por JANINA MARCANO FERMÍN en El Mercurio

«Hola, mi nombre es Antonio y hoy les voy a enseñar una canción que he creado para hacer más entretenida la clase de geometría». Así empieza uno de los videos que el profesor Antonio Cortés subió hace tres meses a su canal de YouTube.

A los pocos segundos y con guitarra en mano, Cortés empieza a tocar la melodía de la famosa canción de Luis Fonsi «Despacito». A diferencia de la versión original, la del profesor habla de los cuerpos geométricos, los describe y los repasa en los coros.

«Pensé mezclar la materia con algo que a los niños les gustara y me di cuenta de que ellos se aprenden un reggaetón en una semana. Luego les enseñé la canción en clase y me sorprendió que la mayoría memorizó los conceptos de una sola vez», cuenta el docente.

«Hola profe, soy la Marthina Orellana de 3 {+o} básico A. Ponga más videos. Son geniales», se lee en un comentario que le dejó una alumna en otra grabación, una en la que el profesor toca un tema del cantante colombiano Maluma, pero con la letra adaptada a conceptos de ciencias naturales. Con esta canción, los estudiantes repasaron el sistema solar en la sala.

Cortés (29) es profesor general de los 44 niños del tercero básico del Colegio Evangélico José Lancaster, ubicado en el sector alto de Antofagasta. Allí lleva poco más de ocho meses implementando nuevas metodologías para repasar el currículum. Cantar en el aula, reproducir sus videos en clase y organizar obras de teatro en las que él interpreta personajes de la historia universal son algunas de las estrategias que ha utilizado recientemente, con el uso de música como la más recurrente de todas.

Screen Shot 2017-11-06 at 12.51.13 PM

Ensayo y error

«Me gusta cuando el profe se disfraza. Me pareció muy divertido cuando se vistió de romano y así aprendí sobre Rómulo y Remo. Ellos hicieron Roma. Yo creo que así aprendo mejor porque después me acuerdo de todo y le cuento a mi familia también», dice Yomahyra Mamani (8), una de sus alumnas.

Fue a mediados de este año cuando el docente llegó a la sala vestido con una túnica blanca y sandalias, y se presentó como un romano que había llegado el día anterior a Chile por avión. «La idea era que aprendieran sobre la posición geográfica y la fundación de Roma, pero haciéndole preguntas a una persona de allá, que se sintieran dentro de la materia», dice Cortés, quien admite que no todos sus métodos le han funcionado. Esa actividad, por ejemplo, generó un desorden en la clase que fue difícil de controlar. Además, un grupo de alumnos no entendía cómo alguien de una época tan antigua todavía seguía vivo, lo que terminó por confundir a algunos. «No pienso que mis metodologías sean perfectas, por eso grabo las clases y después analizo qué tanto funcionó, pero en líneas generales, si uno ve las calificaciones, se nota la diferencia cuando doy una clase motivadora y cuando aplico los métodos tradicionales».

Cortés explica que de 15 alumnos que tenían un nivel insuficiente en ciencias naturales antes de aprender con la canción de Maluma, doce subieron al nivel elemental luego de repasarla. Uno de ellos es Anthony Gamboa (8). «Aprendí que hay ocho planetas y que el sol es una estrella y me gustó porque nada fue aburrido. Así aprendo más divertido», dice.

El statu quo

Hijo de una profesora, Cortés entró a estudiar Psicología en la U. Católica del Norte apenas terminó la educación media, hasta que un año antes de finalizar la carrera se cambió a Pedagogía. Recientemente comenzó a estudiar un magíster de liderazgo y gestión en educación. De allí, dice, ha tomado parte de sus ideas.

«No son experimentos a ciegas», comenta. «El diseño universal del aprendizaje dice que la enseñanza debe estar relacionada con los intereses de los niños y luego buscarle un método de implementación».

Entre sus fuentes de inspiración, confiesa, está la profesora estadounidense Bethany Humphrey, cuyos videos enseñando matemáticas con canciones del artista americano Bruno Mars suman miles de reproducciones en YouTube. «Somos muchos con la idea. La necesidad de evolucionar pedagógicamente es un tema urgente, sobre todo en sectores vulnerables, donde los niños vienen con problemas y es necesario que logren concentrarse».

Que él logra innovar porque es creativo o porque sabe cantar son algunos de los comentarios que Cortés dice haber recibido de sus colegas. «Todos los profesores somos creativos. Lo que no puede pasar es que nos quedemos en el statu quo por miedo a innovar. El verdadero riesgo está en seguir enseñando de la misma manera y eso se ve en la PSU y en el Simce».

FUENTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here