La joven ghanesa que quiere ser doctora

0
382

Niñas como Bernice hay muchas. La UNESCO, junto a la Unidad de Educación de Niñas del Servicio de Educación de Ghana, organiza trimestralmente clínicas STEM para incorporar a más niñas al mundo de la ciencia, tecnología, matemáticas e ingeniería.

Editado por Eileen San Martín.

«Quería ser médico desde mi infancia, pero tenía miedo de la ciencia. Siempre escucho que mucha gente dice que es difícil y que abandonaré en algún momento».

Bernice Impraim, como muchas niñas en Ghana y en todo el mundo, fue retenida por las normas de género. Los prejuicios y expectativas influyeron en los temas que estudió y desafiaron su confianza para perseguir su sueño.

Desigualdad de género

Las mujeres participan muy poco en las áreas de ciencias, tecnología, matemáticas e ingeniería (STEM). Muchas sienten que no tienen la capacidad de ingresar a estos campos «masculinos». A pesar de estos desafíos, Bernice ahora es una estudiante de primer año de ciencias en la Escuela Secundaria Breman Asikuma en Ghana.

Para involucrar a más niñas como Bernice en cursos relacionados con STEM, la UNESCO, en asociación con la Unidad de Educación de Niñas del Servicio de Educación de Ghana, organizó trimestralmente las clínicas STEM. En estos eventos desarrollan sus habilidades e interactúan con mujeres científicas.

Clínica STEM

En 2017, se realizó la primera demostración de la clínica STEM para 200 niñas de 10 escuelas seleccionadas. Las actividades brindaron a las niñas la oportunidad de experimentar demostraciones prácticas y aprender acerca de las carreras relacionadas.

Las mujeres científicas y profesoras de ciencias discutieron sus diversas áreas, mientras que las niñas intercambiaron sus pensamientos y preguntas con las voluntarias. Las menores también simularon experimentos prácticos de laboratorio sobre temas como la química, la física y las matemáticas.

Bernice se sintió inspirada después de asistir a la clínica STEM. «Antes, no tenía a nadie que me alentara y explicara las oportunidades que tengo», dijo. «Recibí el apoyo de los facilitadores y decidí estudiar ciencias a pesar de las opiniones negativas que escuché«, agregó.

Bernice aún enfrenta desafíos en sus cursos. No siempre puede pagar los libros de textos sugeridos y a veces tiene dificultades para entender algunas de las fórmulas matemáticas. A pesar de esto, está decidida a continuar estudiando y solicita ayuda de sus maestros cuando es necesario.

La experiencia de Bernice

La joven también se ha convertido en una defensora de la ciencia en su escuela y comunidad. Bernice, comparte regularmente su experiencia de la clínica STEM. Además, alienta a sus amigos a participar en áreas relacionadas a su carrera. También, planea llevar a cabo acciones de sensibilización de la comunidad sobre la importancia de la ciencia y las oportunidades disponibles para aquellos que tienen interés en ella.

«Ahora confío en seguir mi sueño de ser médico», confesó.

Bernice está participando en un proyecto implementado por la oficina de la UNESCO en Accra, bajo la Alianza UNESCO-HNA para la Educación de las Niñas y las Mujeres. El objetivo del proyecto es aumentar la participación de las niñas en temas relacionados con la ciencia y mejorar las intervenciones de la Unidad de Educación de las Niñas del Servicio de Educación de Ghana.

Fuente: Unesco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here