La reforma educativa en contexto internacional

0
127

Ayer, la Ocde publicó su reporte Education at a Glance, que ofrece una visión comparada de distintos indicadores educacionales. Los resultados de este reporte grafican con bastante claridad la necesidad de una reforma educativa donde la equidad sea la prioridad.

El principal desafío educativo en Chile es la equidad, entendida como mejorar los niveles de desempeño de los estudiantes más desaventajados en distintos indicadores, proveyéndoles de mayor financiamiento y oportunidades.

Según el reporte de la Ocde, en Chile más del 40% de los estudiantes no alcanza el nivel 2 de aprendizaje, que representa un umbral mínimo de inserción en la sociedad.

Estos resultados están fuertemente influenciados por el nivel socioeconómico de los estudiantes, siendo Chile uno de los países donde mayor incidencia tiene esta variable sobre los resultados.

Como se ve, el problema de la calidad y la equidad en educación
son inseparables en la realidad. A esto se deben sumar otras desigualdades,
como la de género. Si bien las jóvenes tienen mejores tasas de graduación oportuna de la educación media (67%) en comparación con los varones (61%), la brecha de aprendizaje en matemática entre hombres y mujeres es una de las mayores de laOcde.

Esta diferencia se ve después reflejada en disparidades en el mercado laboral. Se trata de un problema que debemos enfrentar como sociedad y ni siquiera lo tenemos conceptualizado adecuadamente.

Aunado a las características anteriores, Chile es el país donde menor es el gasto público en educación en comparación con el privado. En el país, el gasto público en
educación representa 62% del total, mientras que las familias aportan 38% del financiamiento.

Los altos niveles de gasto privado en educación son, en uno de los países con mayores desigualdades del ingreso en la Ocde, la receta perfecta para que la educación reproduzca las disparidades sociales.

La cantidad de servicios educativos -y en ocasiones la calidad- está
determinada por la capacidad de pago de las personas. ¿Esto quiere decir que el sistema educativo está en una debacle?

En absoluto, los resultados del sistema son paradójicos. Por ejemplo, Chile tiene una tasa de graduación de la educación media mayor que el promedio de la Ocde. Sin embargo, los resultados del actual modelo educativo se han dado principalmente en cobertura, y claramente requiere una reformulación profunda para mejorar la equidad, lo que, a su vez, mejorará la calidad de todo el sistema.

Es esa la senda seguida por todos los países con altos niveles de desempeño y equidad en la Ocde.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here