La tecnología da una mano a las innovaciones educativas que más destacan este año

0
2

Entre ellas hay plataformas que a través de dispositivos móviles transmiten contenido didáctico en zonas donde escasean los profesores. Algunos proyectos web incluso son capaces de medir cuánto ha aprendido un niño, para luego personalizar la información que se le entrega.

2017-wise-awards-banner

Margherita Cordano F, El Mercurio

Los desafíos en educación no son pocos ni representan un único frente. Mientras los países del norte de Europa tienen la mirada puesta en cómo disminuir los altos niveles de matonaje, en África subsahariana el reto todavía supone que más niños accedan a una sala de clases: la falta de profesores capacitados y la prevalencia de enfermedades como neumonías, cólera o malaria dificultan la tarea.

Desde el año 2009 y como una forma de visibilizar a quienes trabajan creando soluciones para estos desafíos tan distintos, la Fundación Qatar (en alianza con representantes universitarios e instituciones como el Banco Mundial y el Foro para Mujeres Africanas que Educan) escoge 15 iniciativas que destacan a nivel mundial.

En noviembre -al término de la Cumbre Mundial de Educación que cada dos años se realiza en Doha-, seis de ellas serán galardonadas con el Premio WISE, reconocimiento que entrega 20 mil dólares a cada una.

“Los proyectos finalistas han desarrollado soluciones efectivas y contrastadas ante los desafíos educativos globales, ya sea por asegurar el acceso a la educación primaria fundamental o por preparar a los jóvenes de cara al trabajo del siglo XXI. Cada uno de los proyectos está transformando vidas y constituye un modelo inspirador para que otras comunidades los adopten”, comenta Stavros Yiannouka, director ejecutivo del premio WISE.

En la región

Este año, las 15 iniciativas finalistas provienen de nueve países, dos de ellos iberoamericanos. Entre los proyectos de habla hispana está Luces para Aprender , que lidera la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI). Su propuesta es instalar módulos fotovoltaicos, que permiten el suministro de energía eléctrica en escuelas rurales de la región. Más de 20 mil alumnos de 556 escuelas se han visto beneficiados con la iniciativa, que trabaja en países como Bolivia, El Salvador, Guatemala y Perú.

Science Bits es una propuesta nacida en Barcelona, que invita a los profesores a enseñar ciencias accediendo a contenido multimedia, volviendo más estimulante el aprendizaje. “A pesar de que en los últimos años la tecnología ha empezado a introducirse en las escuelas rápidamente, la mayoría de las soluciones que se ofrecen usan la tecnología para seguir reproduciendo un modelo educativo del siglo XIX, transmisivo y memorístico”, comenta Héctor Martin, representante de la iniciativa. Esta genera recursos interactivos que promueven “la indagación, el descubrimiento, la discusión y el razonamiento. Proporcionamos un sustituto del libro de texto que ayuda a implementar metodologías activas que motiven a los alumnos y permiten desarrollar aprendizajes significativos y conectados con su mundo”.

TV didáctica

El uso didáctico de recursos tecnológicos se repite entre los seleccionados de este año. Mientras PhET Interactive Simulations (Estados Unidos) fomenta el aprendizaje de matemáticas y ciencias a través de simulaciones interactivas gratuitas, Ubongo Edutainment (África subsahariana) propone educar a niños entre 3 y 14 años, a través de contenido multimedia que se transmite por televisión y dispositivos móviles. “Ayudamos a las comunidades rurales a crear clubes para que los niños puedan reunirse a mirar nuestros programas. Una comunidad llamada Njeula no tenía un espacio para albergar el club, pero después de que hicimos una proyección pública, los padres se unieron y construyeron una”, cuenta Nisha Ligon respecto de la iniciativa, que a través de caricaturas enseña Lenguaje y habilidades socioemocionales en zonas donde los docentes son escasos: en Tanzania hay un déficit de 1,5 millones de profesores.

La tecnología de Mindspark (India) va un paso más allá, con un software capaz de reconocer cuánto y cómo aprende cada niño sobre matemáticas y lenguaje. “Es una solución que -haciendo uso de la inteligencia artificial- logra diagnosticar el nivel de aprendizaje actual de la persona, prescribiendo un camino de aprendizaje personalizado”, explica su representante, Aarthi Muralidharan.

Enseñando a enseñar

Entre las propuestas que no se enfocan exclusivamente en tecnología destaca Shams Generation, de Qatar, que apuesta por enseñar sobre energías renovables a alumnos de un país donde el petróleo y el gas natural son los recursos primarios para satisfacer las necesidades de electricidad.

La iniciativa consiste en llevar pequeños paneles a las aulas, que los alumnos los prueben y que una vez usados, los materiales se reciclen y reutilicen en proyectos de arte.

Por su parte, Aneer de Marruecos, se enfoca en capacitar a mamás de zonas vulnerables en torno a las mejores técnicas para enseñar a sus hijos a leer. Bajo este modelo, un grupo de educadoras enseña a algunos apoderados y estos después se organizan para traspasar este conocimiento a través de sus juntas de vecinos.´

Los 15 proyectos preseleccionados para los premios WISE 2017 se pueden conocer en detalle visitando el sitio web www.wise-qatar.org/wise-awards-2017.

FUENTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here