Las nuevas aulas multiculturales en Chile, un diagnóstico

0
4

Escuela-Republica-de-Alemania_816x428_816x428Columna escrita por Mercedes Celedón -EduGlobal- junto a Paulina Naudon y Katherina Carmona  -Fundación Interhumanos-. Desde 1990 Chile se ha convertido en un importante país destino de migración latinoamericana. El Censo 2017 arroja que en el país hay 746.000 personas de origen migrante, lo que equivale al 4,35% de la población. Diversidad de cuerpos y pautas culturales se han instalados en distintos espacios sociales, poniendo en tensión las creencias, juicios, y paradigmas propias de la sociedad chilena.  El sistema escolar no está ajeno a este fenómeno migratorio, ya que cada año establecimientos educacionales del país ven aumentar la matrícula de alumnado migrante. El Ministerio de Educación establece que en el 2017 hubo 76.813 estudiantes extranjeros, mayoritariamente de América Latina, que representan menos del 2,2% de la matrícula total a nivel nacional.  De este total , el 57% estudia en establecimientos educacionales municipales, el 33% en el sector particular subvencionado, el 7,4% en establecimientos particular pagados y el 1,5%, corresponde a Administración Delegada. Este cambio de espacios educativos homogéneos (o construidos como homogéneos) a diversos, por la llegada de estudiantes migrantes y sus familias, ha implicado para los docentes y establecimientos educacionales importantes desafíos en torno a cuestionar sus propias percepciones sobre la migración, definir estrategias y actividades tanto en aula como a nivel institucional para construir procesos de inclusión más efectivos. Las aulas multiculturales también son un reto para los centros de estudios superiores en términos de la formación inicial y continua que se está entregando en las carreras de pedagogía; y para el aparato público, por la definición de orientaciones y capacitaciones que demandan los docentes. Compartimos con ustedes a continuación algunos de los resultados del Censo Docente sobre Migración, con la idea de entregar luces y herramientas para abordar este fenómeno. El estudio fue realizado por la Fundación Interhumanos  -enfocada en la gestión del choque cultural que se produce en organizaciones con los llamados grupos diversos-  y Eduglobal -red digital de servicios  para la educación a través de una plataforma digital que reúne ofertas para docentes-. Es un estudio cuantitativo no probabilístico, de diseño transeccional y exploratorio con intención de identificar áreas, situaciones sociales, posibles relaciones entre variables para ser un insumo inicial de futuras investigaciones. La percepción de los docentes sobre su alumnado migrante Sobre las dificultades de aprendizaje que enfrentarían los estudiantes migrantes, el 72,7% de los docentes cree que se deben a falta de estrategias de apoyo o de nivelación, como cursos de español o la intervención de un mediador cultural. Es interesante considerar que el 43.5% de los maestros sostiene que las evaluaciones están diseñadas sólo para el estudiante chileno. Los resultados del censo también arrojan una percepción positiva del alumnado migrante por parte de los docentes. Sobre la conducta de los estudiantes migrantes respecto de sus pares chilenos, el 60.1% destaca que tienden a ser más empáticos, más responsables con sus labores (56.8%) y más participativos (53.6%). Asimismo, más del 90% de los encuestados considera que la presencia de alumnado migrante en el aula es un aporte a la visión de mundo de los estudiantes, al respeto por los derechos humanos y la diversidad cultural. Un 88.3% destaca también un aporte en el desarrollo de las habilidades blandas dentro de sus aulas. Sin embargo, un 38.3% advierte que la convivencia escolar en aula con estudiantes migrantes se puede ver afectada porque tienen costumbres muy diferentes a las chilenas y un 17.2% afirma que los alumnos extranjeros rechazan normas de conducta usuales. Un 12.5% afirma que la convivencia es afectada cuando los profesores cuestionan a sus estudiantes migrantes por razones culturales, lingüística o de apariencia física. Actividades desarrolladas para el alumnado migrante y apoyos recibidos desde el establecimiento educacional En relación con las acciones que los docentes con alumnado migrante han podido realizar en sus aulas, el 75,5% se ha enfocado en el “Desarrollo de dinámicas de bienvenida al curso” a estudiantes de origen extranjero; el 72,9% ha trabajado “Espacios de reflexión en el aula para temas que surjan de la convivencia entre estudiante migrante y chileno”. Sólo el 30% ha realizado una “Definición de espacios de trabajo personalizado con el estudiante migrante”. Sobre el apoyo entregado por el establecimiento educacional, los profesores con alumnado migrante destacan como principal la “Jornada de actos culturales que abordan las fiestas típicas de cada cultura: gastronomía, música, baile” (50,3%), luego un proyecto educativo que considere la diversidad de origen del estudiante migrante (44,1%). Como último apoyo recibido, señalan financiamiento total o parcial de cursos sobre interculturalidad, migración e inclusión que imparten otras instituciones (8,3%). Respecto del equipo directivo, los docentes con alumnado migrante que contestaron la encuesta destacaron como el principal apoyo entregado “Lograr desarrollar prácticas pedagógicas inclusivas” (65,4%), “Potenciar un trabajo colaborativo entre los agentes involucrados” (59,8%) e “Involucra a todo el profesorado, independiente del número de horas que tenga (46,1%). El apoyo menos recibido es “Contar con docentes/profesionales/facilitadores formados en interculturalidad, mediadores interculturales” (21,1%). Estas respuestas tienen correlato con las estrategias que han desarrollado los establecimientos educacionales hacia su alumnado migrante. El 39,4% de docentes con alumnos migrantes señala la “Elaboración y aplicación de protocolos de acogida” como la principal estrategia implementada. En segundo lugar, ubican la “Realización de cursos de reforzamiento de distintas asignaturas” (37,4%) y en tercer lugar la “Celebración de países presentes en la escuela” (36,7%). La estrategia menos aplicada es la “Aplicación de exámenes de admisión en el idioma del país de origen de los migrantes” (7,4%). Sobre la formación inicial docente y el sistema educacional chileno Los profesores sostienen que son aún formados para trabajar con un alumnado que posee los mismos valores, costumbres e idioma y el 93% dice que se necesitan adecuaciones a la formación inicial docente sobre pedagogía intercultural. Sólo 24% afirma haber sido formado para integrar alumnado migrante. Al ser consultados, desde la experiencia con alumnado migrante, sobre las herramientas que requieren para trabajar en el aula, los docentes dicen necesitar estrategias para la educación antirracista (74,6%), orientaciones pedagógicas para adecuar el currículum (78,8%) y habilidades blandas interculturales (84,1%). En tanto, más del 80% del profesorado encuestado considera que la principal herramienta de formación inicial para enseñar en aulas migrantes es la de Habilidades Blandas Interculturales. El 64.6% de los profesores con alumnado migrante piensa que el sistema educacional chileno hoy brinda las mismas oportunidades para los y las estudiantes, independiente de su nacionalidad. En tanto, el 68.5% plantea que el sistema no impulsa un marco normativo de las migraciones en Chile, con énfasis en la niñez y la dimensión educativa pertinente a la realidad de los estudiantes migrantes en las escuelas. En cuanto a los apoyos que requieren del sistema educacional, más del 90% de los maestros creen necesitar orientaciones interculturales, apoyo pedagógico en el aula y capacitaciones gratuitas. Principales conclusiones  Diversidad Cultural vinculada sólo a manifestaciones folclóricas Resulta interesante destacar que tanto para docentes y establecimientos educacionales que participaron del estudio, la diversidad cultural es percibida desde una dualidad. Por un lado, las expresiones folclóricas ocupan un lugar destacado tanto en estrategias como en actividades de inclusión del alumnado migrante, pero también las costumbres distintas a las de los chilenos y el idioma son vistas como factores que impactan la convivencia al interior del aula. Desde esta mirada, pareciera que la diversidad cultural estaría siendo hoy limitada a manifestaciones folclóricas, dejando fuera otras expresiones culturales como formas de comunicación, vestimentas, formas de aprendizaje, valores del alumnado migrante, entre otras, las que podrían tensionar la cultura propia chilena. Las jornadas culturales folclóricas son muy necesarias para reconocer que existen distintas nacionalidades en las escuelas en términos de ritos e hitos institucionales, pero insuficiente para alcanzar una inclusión efectiva porque ancla la diferencia, enfatizando estereotipos. Protocolos de acogida: positiva herramientas de gestión escolar Los docentes con y sin alumnado migrante coinciden en la importancia de establecer una bienvenida a los alumnos migrantes que se incorporan a los colegios. Asimismo, destacan los protocolos de acogida como la principal estrategia implementada por establecimientos con alumnos migrantes. Esta herramienta de gestión escolar sistematiza procesos que permiten generar espacios hospitalarios, potenciando así el sentimiento de pertenencia a la estructura educativa que representa el centro escolar. Formación intercultural ¿para quién? Si bien los profesores señalan ser formados para un alumnado homogéneo, reconocen haber aprendido habilidades interculturales. La pregunta que surge es ¿a qué tipo de alumnado diverso aplican estas herramientas blandas? y ¿por qué no se ha podido transitar esas habilidades interculturales al alumnado migrante? Sobre todo, considerando que el enfoque intercultural no surge para atender sólo a las minorías sino a todo el alumnado presente en el aula. Sistema educacional enfocado en el ingreso Hoy el sistema educacional pareciera estar enfocado a resolver las barreras de ingreso del alumnado migrante, lo que resulta un importante avance. Por tanto, se espera que la preocupación en el futuro cercano sean los temas relacionados con el trabajo en aula como el desarrollo de programas para integración escolar migrante, entre ellos nivelación de estudio e idioma, o mayor libertad para el docente de implementar recursos educativos que aporten en la enseñanza del estudiante migrante. Estas demandas revisten mayor importancia cuando el profesorado sostiene como factores que influyen en el proceso de aprendizaje de su alumnado migrante el desajuste curricular que hay entre el currículum chileno y el de los países de orígenes, y el no manejo del idioma castellano por alumnado no hispanoparlante. Importancia de la Experiencia Migratoria y los desajustes curriculares  En relación con el punto recién abordado, es interesante que los docentes observen que hay una diferencia curricular entre estudiantes chilenos y de origen foráneo. Portanto, las dificultades de aprendizajes no son por deficiencias sino por desajustes. También es destacable que se reconozca a la experiencia migratoria como uno de los tres factores principales  que incide en el proceso de aprendizaje, ya que en ella operan situaciones que no son propias del alumnado migrante sino que responden a condiciones estructurales de la migración como son el duelo migratorio, eventual hacinamiento, reunificación familiar y la re-significación de los roles migratorios, entre otras.   Mercedes-Celedon_EDUGLOBAL_2388_EducarMERCEDES CELEDÓN Psicóloga de la Universidad Diego Portales, con Diplomado en Psicología Jurídica y Forense y Postítulo en Formadores de Mediadores Familiares. Directora Ejecutiva de EduGlobal, con formación en Coaching Ontológico y psicología educativa. Si quieres saber más o contratar servicios de Reclutamiento y selección para colegios, puedes contactar a Mercedes Celedón, mercedes@eduglobal.cl

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here