Lo más leído de la semana: 5 Preguntas poderosas para promover el pensamiento crítico en el aula

0
5

question-mark-2123967_640Las preguntas constituyen una de las herramientas más poderosas al alcance de los docentes para direccionar procesos educativos. Según Elder & Paul (2002), mediante preguntas los docentes definen tareas, expresan problemas, enmarcan temas y promueven el pensamiento progresivo de sus estudiantes. Por otra parte, responder preguntas implica hacer una pausa y pensar.

Hay muchas taxonomías de preguntas; sin embargo, para Alber (2013) hay cinco preguntas muy sencillas que los docentes pueden utilizar con frecuencia, en cualquier asignatura y cualquier temática, para promover el desarrollo del pensamiento crítico en el aula:

1. ¿Qué piensas acerca de…?

Esta pregunta demanda que los estudiantes se enfoquen en la claridad de su razonamiento en relación a un tema o asunto muy concreto. Da guía al pensamiento y evita que éste se disperse.

2. ¿Por qué crees que…?

Esta pregunta es del tipo “cuestionar suposiciones”. Todo pensamiento recae en suposiciones. Presuma que usted no comprende del todo un pensamiento hasta que comprenda lo que da por hecho Elder & Paul (2002). Por consiguiente, una vez que los estudiantes comparten lo que piensan, esta pregunta de seguimiento los empuja a expresar su razonamiento para el pensamiento que acaban de compartir.

3. ¿Cómo sabes o conoces acerca de…?

Esta pregunta se enmarca en la categoría de cuestionar la información, los datos o la experiencia. Según Elder & Paul (2002), el pensamiento presupone una base de información y resulta difícil comprender un argumento en tanto no se comprenda completamente la información de trasfondo que lo apoya (hechos, datos, experiencias). Por lo tanto, cuando se hace esta pregunta, los estudiantes pueden establecer conexiones con sus ideas y pensamientos con cosas que han experimentado, leído y/o visto.

4. ¿Puedes contarme más acerca de…?

Este tipo de pregunta busca evaluar el razonamiento en la dimensión de precisión. El pensamiento es siempre más o menos preciso. Esta pregunta puede inspirar a los estudiantes a ampliar su pensamiento y compartir más evidencia sobre sus ideas.

5. ¿Qué interrogantes, dudas, cuestionamientos tienes acerca de…?

Esta pregunta demanda de los estudiantes que sean ellos quien a su vez formulen sus propias preguntas sobre información, ideas o evidencia.

Por último, una recomendación que puede resultar obvia, pero que con frecuencia se pasa por alto, consiste en siempre dar tiempo a los estudiantes para que piensen antes de responder a una pregunta. Alder (2013) propone ayudar a los estudiantes a sentirse más cómodos y seguros al responder preguntas y al formular sus propias preguntas, utilizando la siguiente estrategia: Formule una pregunta, haga una pausa y luego invite a los estudiantes a “voltearse y hablar” con un vecino sobre la respuesta que tienen en mente antes de compartirla con el resto del grupo. Esta estrategia da la oportunidad de practicar las respuestas antes de compartirlas frente a toda la clase.

Fuente: Eduteka

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here