Los libros que se han transformado en íconos educativos de cada país

0
42

ana frankPor M. Cordano, El Mercurio

Desde los orígenes mineros de Chile descritos en «Sub-Terra» hasta la reflexión en torno al autoconocimiento que las Analectas de Confucio proponen a los escolares chinos. Todos son textos que dan cuenta de la idiosincrasia de cada nación.

Durante los más de dos años que pasó ocultándose en la buhardilla de un edificio, Ana Frank volcó en su diario su vida como una niña en medio de la Segunda Guerra Mundial. Años después, esos relatos se transformarían en un símbolo para entender la angustia que trajo la ocupación nazi a muchas familias.

«Leer su libro es una forma de no olvidar los horrores que desató un grupo de personas con mentes estrechas», comenta la profesora alemana Charlotte Böhm.

Charlotte forma parte de los TED Innovative Educators, grupo de docentes que la organización del mismo nombre capacita en temas de innovación educativa. Sus ideas las comparten a través de un blog ( http://blog.ed.ted.com ), desde donde también dan cuenta de estudios sobre educación.

Entre sus últimas publicaciones se encuentra una lista con los principales libros que a los escolares del mundo se les pide leer. Para cada país se menciona un texto ícono: «El diario de Ana Frank» es el libro símbolo de los colegios en Alemania, por ejemplo.

En el caso de Chile, el libro «Sub-Terra», de Baldomero Lillo, destaca como fundamental. En la página de TED-Ed, la historia de los hombres que a fines del siglo XIX trabajaban en las minas de carbón de Lota resalta por mostrar a sus lectores «un estilo de vida muy distinto del actual, lo que permite que los niños aprecien lo que tienen hoy. El relato también enfatiza valores familiares importantes, como ser agradecido con los padres».

Son muchas las temáticas que el libro permite tratar, agrega Soledad Caballero, profesora de Lenguaje de la Escuela Guillermo Zañartu de Quilpué; establecimiento que fue premiado en la última edición del concurso de periodismo escolar El Mercurio de los Estudiantes.

«Se pueden generar debates entre los alumnos y así reforzar el pensamiento crítico con respecto a las condiciones en las que trabajaban los obreros de la época; se pueden realizar comparaciones con las condiciones laborales actuales y ver el progreso que se ha producido con respecto a estas. Asimismo, los hábitos y rutinas de vida de los personajes ayudan a caracterizar esa época de la historia de Chile», dice.

«También es un buen espacio para hablar sobre sentimientos y emociones, ya que el libro recoge el sufrimiento, dolor, miedo y resignación del ser humano en situaciones específicas».

Otros textos que aparecen en la lista son «Fausto», obra de Johann Wolfgang von Goethe sobre un hombre que pacta con el diablo y que se ha vuelto clave en Austria; «La historia de mis experimentos con la verdad», la autobiografía de Mahatma Gandhi que hoy leen los escolares en India; las «Analectas» de Confucio, lectura fundamental en los colegios de China; «Cien años de soledad», de Gabriel García Márquez (Colombia); «La guerra y la paz», de León Tolstoi (Rusia); «Matar a un ruiseñor», de Harper Lee (Estados Unidos), y «No me toques» -o «Noli me tangere»-, de Jose Rizal (Filipinas).

«Es muy usual que los filipinos hablen de algún personaje o evento de la novela para referirse a algo que les sucede en su vida cotidiana», cuenta desde Manila el periodista Jove Francisco, quien se ha especializado en Educación.

«El personaje principal del libro es Juan Crisóstomo Ibarra, quien vuelve al país después de siete años fuera. Llega lleno de esperanzas y deseos de contribuir al mejoramiento de la nación, pero en el camino se encuentra con circunstancias que afectan sus intenciones, que lo desilusionan y debilitan. Estas vueltas de la vida son algo con lo que muchos filipinos se pueden identificar. Al final del día, todos queremos lo mejor para nuestra tierra natal, por mucho que cueste. Cien años después de que se publicara, la novela sigue siendo relevante en la búsqueda de un mejor país».

 FUENTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here