Los métodos de “la mejor profesora del mundo” no serían valorados en Chile

0
2

Screen Shot 2017-06-22 at 16.30.16Por Valentina González. El Mercurio

Representantes del gremio se reunieron con la canadiense Maggie MacDonnell, destacada con el Global Teacher Prize.

En medio de bajas temperaturas, altos índices de abusos sexuales y consumo de drogas, la profesora canadiense Maggie MacDonnell logró conquistar a los jóvenes de Salluit, la comunidad donde trabaja en el Ártico. Su enfoque positivo e innovador la hizo ganadora del Global Teacher Prize, conocido como “el Nobel de la Educación”. Sin embargo, para el Colegio de Profesores de Chile -que se reunió con ella ayer-, esta mirada no sería reconocida en el país.

Mario Aguilar, líder del gremio, afirmó que “la dificultad que tenemos nosotros en Chile es esa: que el esfuerzo del docente no se condice con el apoyo que tiene. Un trabajo como el de Maggie, en Chile, al no estar en ningún Simce, en ninguna prueba estandarizada, (…) en realidad no tendría reconocimiento formal de que su escuela es buena, porque hace un trabajo específico que ayuda a esas comunidades”.

Entre otras experiencias, la docente relató al Colegio de Profesores que cuando un alumno había quebrado un vidrio de la escuela con una piedra, ella veía en él a un estudiante que desafiaba a la autoridad y cuyo liderazgo podía ser canalizado en forma positiva. Un punto de vista que, según Aguilar, sería incomprendido en Chile: “Incluso podría ser mal visto en muchos contextos escolares tradicionales: ‘Ese niño tiene que ser castigado, cómo se va a valorar algo en él si lo que él necesita es castigo'”.

Para MacDonnell es clave estar consciente del contexto para responder a las necesidades específicas de la comunidad.

Para lograrlo, reconoce que los programas y planes de estudios pueden ser una limitante: “A veces el currículum presupone ciertas realidades y (…) considera un punto de partida que no es realista para muchos estudiantes, que vienen de áreas más empobrecidas o vulnerables, que posiblemente traen un bagaje psicosocial que necesita ser atendido antes de llegar a esas metas curriculares”.

El chileno Mario Santibáñez, profesor de Biología del Instituto Técnico Comercial de Recoleta y uno de los 50 finalistas del Global Teacher Prize, participó del encuentro con la canadiense. “La diferencia principal que ella ha podido observar (…) es que en Canadá los profesores y la comunidad pueden escoger el currículum. Ella tuvo mucha más libertad y flexibilidad”, explicó.

Santibáñez escogió enfocarse en ciertos contenidos, pero revisarlos de forma más profunda: “El ministerio propone un currículum que uno puede adaptar y lo que exige son las habilidades. Yo lo paso con menos contenido. Quizás no van a rendir el 100% en una prueba estandarizada, pero me voy conforme, porque el aprendizaje fue significativo, efectivo y afectivo”.

MacDonnell también visitó el Circo Del Mundo, iniciativa que usa la disciplina circense como herramienta educativa, y hoy ofrecerá una clase en el Campus Villarica de la Pontificia Universidad Católica.

Respaldo al gremio
Maggie MacDonell llamó a los políticos chilenos a unir fuerzas con los profesores.

FUENTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here