Mineduc propone normar uso de celulares en colegios

0
7

celulares-colegio_733x475_acf_croppedEn Chile no existe ninguna regla sobre la utilización de teléfonos dentro del aula, pero especialistas llaman a integrar tecnología en el proceso de aprendizaje.

Por Natalia Heusser en La Hora

El ministro de Educación de Francia, Jean-Michel Blanquer, hace pocos días anunció que el próximo año los estudiantes franceses no podrán ingresar teléfonos celulares a los recintos educativos.

La medida forma parte de una de las promesas de campaña que hizo el Presidente Emmanuel Macron, luego de que un estudio de 2015 revelara que ocho de diez adolescentes franceses tienen celulares.

En Chile no se ha determinado ninguna normativa al respecto, sin embargo, el caso de Francia marca un precedente a nivel mundial sobre cómo los dispositivos electrónicos portátiles pueden impactar en la educación.

¿Es una alternativa prohibirlos en Chile, con miras de otorgar una mejor educación? Los especialistas no creen que sea la solución.

Nicole Cisternas, directora de política educativa de la Fundación Educación 2020, explica que lo ideal con las nuevas tecnologías es integrarlas al proceso educativo, no marginarlas.

“La mayoría de los estudiantes que están en el sistema educativo son nativos tecnológicos, por lo tanto el celular es un instrumento que ellos usan en su vida cotidiana. En ese aspecto, nos parece que la educación debería estar más cerca a la vida de ellos y no alejada, entonces tenemos una opinión en contra de prohibir los celulares, como en el caso de Francia”, indicó la profesional.

Juan Cristóbal Castro, investigador postdoctoral del Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE) de la Universidad de Chile, también cree que la medida francesa es un poco extrema.

“No creo que sea bueno replicar ese tipo de medidas, porque demonizar o santificar las tecnologías, diciendo que son súper buenas o súper malas, es al final el mismo ejemplo que se da de los cuchillos: puede ser bueno o malo dependiendo del uso que se le da”, indica el especialista del CIAE.

De esta forma, Castro concuerda con la idea de incorporar las tecnologías a los procesos de aprendizaje, pero con cierto control por parte de los educadores.

“Si no hay una política de etiqueta en el uso en las salas de los celulares, probablemente los estudiantes se terminarán distrayendo y el uso de la tecnología será malo. Si el profesor tiene control y buenas actividades, como buscar información para la clase, se le puede dar muy buen uso a los celulares. Hay que tener ojo con lo que pasa en Francia como un llamado de atención. Los celulares no son súper buenos, pero tampoco hay que pensar que son súper malos”, acota.

Metodología

La directora de política educativa de Educación 2020 explica que el querer hacer otras cosas en clases, como revisar el celular o conversar con los compañeros, es el síntoma de que hay un problema estructural con la metodología de la enseñanza.

“En Chile hay un grave problema en ese sentido, y es necesario innovar en las metodologías. La mayoría de los estudiantes se desmotiva porque seguimos con clases muy frontales, que no implican mucha participación. En los próximos años deberíamos avanzar hacia una mayor innovación en la sala de clases, usando una metodología más dinámica que signifique más participación por parte de los niños”, indica Cisternas.

De esta forma, la integrante de Educación 2020 agrega que los celulares pueden ser un aliado clave en este sentido, ya que las tecnologías de la información son muy bien manejadas por los jóvenes.

“Hay métodos como el aprendizaje basado en proyectos, donde los estudiantes aprenden los distintos contenidos de matemáticas, por ejemplo, a través del desarrollo de diversas actividades que involucran diferentes asignaturas, donde hay que investigar y trabajar colaborativamente”, detalla Cisternas.

Desde el Ministerio de Educación aseguraron a La Hora que no está entre los planes del Gobierno prohibir los celulares en los colegios, ya que “tomar medidas de este tipo forma parte de la autonomía con la que cuentan sostenedores y establecimientos educacionales”.

Eso sí, al igual como aconsejó el investigador del CIAE, la secretaría de Estado recomendó “generar reglas claras de uso, concordadas por la comunidad escolar, con uso educativo y participación de la familia. Por ejemplo: crear y difundir un protocolo de uso de celulares, en cuya discusión y elaboración hayan participado directivos, docentes, estudiantes y apoderados”.

En www.internetsegura.cl, el Mineduc tiene disponible el manual El Valor de la (Des)conexión, elaborado en conjunto con la Universidad Católica, donde se dan diferentes consejos para aprovechar la tecnología en el ámbito educativo.

FUENTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here