Municipios y Mineduc se enfrentan por suspensión de subvenciones a las Daem

0
80

Los 32 días de las movilizaciones han implicado 130 mil alumnos sin clases, 85% de docentes municipales adscritos y dos millones de raciones alimenticias sin entregar. Apoderados, pidieron llegar a un acuerdo entre las partes.

Fuente: Diario Concepción.

Hoy se cumplen 32 días de paro de profesores y las posturas entre las partes aún se perciben muy lejos de alcanzar un acuerdo. Ello en medio de signos de división al interior del Magisterio, visibilizados en las diferencias que sostienen el actual presidente Mario Aguilar y el ex timonel Jaime Gajardo, quien llegó hasta La Moneda para entregar una carta a la ministra Marcela Cubillos. En ella, aparecen dirigentes de base, incluidos de la Región del Bío Bío, que abogan por retomar el diálogo con miras a alcanzar un acuerdo.

Los números que deja la movilización en Bío Bío dan cuenta de la gravedad del conflicto: más de 134 mil estudiantes de 356 colegios municipales no están asistiendo a clases y, según el Colegio de Profesores, el 85% de los docentes adscribió al paro.

Asimismo, desde que se inició el paro se han dejado de entregar en la Región 2,4 millones de raciones alimenticias por parte de la Junaeb, a pesar que los colegios siguen abiertos.

Acusan presión

Una de las decisiones que más molestia ha generado es la de suspender el pago de subvenciones desde el 24 de junio hasta que se finalice el paro docente.

El seremi de Educación, Fernando Peña, advierte que todas las clases posteriores a ese día no se recuperarán, por lo que no se pagarán las subvenciones. “El 70% de los establecimientos educacionales de la Región están sin clases, en las recuperaciones se consideran actividades hasta el 24 de junio, el resto no se recupera ni se paga la subvención y se ha informado eso a los sostenedores. No se aceptarán recuperaciones en enero y los días sábados”.

La Asociación de Municipalidades del Bío Bío respondió con una dura crítica a la determinación. El presidente de la agrupación, el alcalde sampedrino Audito Retamal, afirmó que se trata de una medida de presión. “Es una presión velada contra los municipios que no nos simpatiza, sino que nos pone en una confrontación con los profesores. El Gobierno nos deberá entregar una solución a un problema que ellos mismos están desatando”.

Opinión similar tienen desde el Magisterio. El secretario regional del Colegio de Profesores, Aníbal Navarrete, compartió opinión con Retamal y aseguró que se “trata de desviar el foco de la discusión y de una medida de presión hacia los Daem, negando los recursos a la educación pública”.

Carta de apoderados

En tanto, un grupo de apoderados llegó la mañana de ayer hasta dependencias del Colegio de Profesores para entregar una carta en donde piden retomar el diálogo entre las partes.

José Dueñas, presidente del Centro de Padres del Colegio Gran Bretaña, explicó que si bien apoyan el fondo del movimiento, se está perjudicando a la educación pública. “Yo no vengo a criticar, sino que pido a los profesores que participen en un diálogo en una mesa amplia, con altura de miras y con todos los integrantes”.

Aníbal Navarrete, del Colegio de Profesores del Bío Bío, aseguró que la visión de estos apoderados es minoritaria y que tienen apoyo en la movilización. “Nuestro trabajo se ha realizado en todas comunas, con un respaldo de ellos al movimiento de profesores. El problema de la educación se basa en que no hay políticas estructurales para rescatarla”, dijo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here