Nadia Valenzuela: la profesora que potencia y desarrolla habilidades científicas en niñas y niños en situación de vulnerabilidad

0
33

Nadia Valenzuela

Fuente: El Mostrador

Con un herbario en la mano, creado por su propio padre, desde pequeña se sintió atraída por la naturaleza, el espacio exterior y el cuidado del medio ambiente. Es así como sus ganas de enseñar y acercar las ciencias a las personas la llevaron a estudiar Pedagogía General Básica.

Dentro del transcurso de su carrera reafirmó su pasión y decidió especializarse en Ciencias Naturales, mención que lleva más de 17 años enseñando y motivando a las niñas y niños en el conocimiento y desarrollo científico.

Sin embargo, la llegada a un establecimiento en donde el 97% de sus estudiantes vive en situación de vulnerabilidad, la ha hecho realmente hacer patria, menciona, pues a través de su entrega cada día en el aula, es ahí “donde tú logras cambios en los niños que tienen carencias y necesidades”, cambios que llevan a acciones que van más allá de la sala de clases y que fueron reconocidos con el premio Global Teacher Prize en 2019.

Por esto, en un nuevo Mujeres Inolvidables, el especial semanal en donde destacamos las importantes hazañas de mujeres chilenas de la historia y el presente, visibilizamos el impacto de la profesora de Ciencias Naturales, Nadia Valenzuela, quien lleva más de 17 años dedicada a formar a niñas y niños en torno a las ciencias, democratizándolas, haciéndolas más accesibles y cercanas.

Ir más allá de lo tradicional es la meta de esta docente, quien ha trabajado para que las ciencias sean más amigables y el aula un espacio entretenido para aprender. Tras una larga búsqueda de algún método que pudiese acercar a sus estudiantes con las ciencias descubrió el aprendizaje basado en retos o challenges, donde involucra a sus alumnas y alumnos con una problemática real de su localidad, a la cual deben encontrar una solución.

En esa misma línea, ha colaborado con organismos como la NASA, que donó a su lugar de trabajo, la Escuela Hermanos Carrera, instrumentos para realizar, junto a sus estudiantes, experimentos de microgravedad con diversas semillas, con el propósito de conocer su respuesta a la alteración de la gravedad y cuáles son viables en futuras granjas o cultivos espaciales, convirtiéndose en uno de los dos establecimientos en Chile con esta tecnología.

Ha acercado el espacio exterior no tan solo a las niñas y niños, con los cuales, incluso, han enviado sus nombres por la sonda espacial de la NASA a Marte, sino que también a las personas con discapacidad visual, a través de un taller de Astronomía Inclusiva del cual está a cargo junto a su hijo de 10 años.

Con lana, lentejuelas y perlas crean las texturas de las figuras, para que las personas las puedan sentir con sus manos, mientras se les va contando qué es lo que ellas están tocando, así pueden saber cómo es Saturno y sus anillos, los cráteres de la Luna, entre otras características.

Por otra parte, ha desarrollado actividades en pos del cuidado del medio ambiente, en las que ha llevado a sus alumnas y alumnos a reforestar bosques o a limpiar las orillas de los lagos para prevenir que entren plantas acuáticas invasoras, inculcándoles la importancia de preservar los hábitats e involucrándolos con la comunidad para que sean agentes de cambio.

Su preocupación por que cada estudiante pueda conocer, saber y aprender sobre ciencias, a pesar de que muchos enfrentan problemas como familias disfuncionales, violencia intrafamiliar y en donde incluso algunos se han criado en Aldeas Infantiles SOS, la ha llevado a entregar verdaderas oportunidades y a buscar entre lo más recóndito la forma de poder enseñarles y que se interesen en esta disciplina.

“En todo este tiempo he tenido muchas ofertas de cambio de colegio o incluso en universidades, pero en el nicho de los jóvenes es donde veo los cambios. Eso te genera desafíos como persona. Siempre he visto la docencia como lo que hacen los alfareros con la greda, porque de mi desempeño depende que esa obra de arte que hago con mis estudiantes, llegue a un museo y sea admirada por muchos”, menciona la profesora Nadia Valenzuela en un blog.

En este espíritu de hacer de la enseñanza un espacio creativo y accesible, la inspiradora labor de la profesora ha sido reconocida nacionalmente por “Mujer Impacta” en 2018, reconocimiento que llegó a nivel mundial un año más tarde con el premio Teacher Prize 2019, galardón considerado como el “Nobel de la Enseñanza” y que se entrega a aquellos docentes que realizan acciones transformadoras para sus estudiantes y comunidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here