Nuevos dilemas para los Directivos Escolares, Blog de Mercedes Celedón

0
7

El rol de los directivos escolares es clave en crear las condiciones institucionales que promuevan la eficacia de la organización escolar y el clima laboral, elementos ampliamente conocidos por su incidencia en los procesos de aprendizaje.

Además de su sabida incidencia en este proceso, los directivos deben potenciar la gestión administrativa y financiera, participar en la selección de profesores y la conducción del equipo a través de procesos de gestión innovadores, implementando soluciones nuevas para resolver problemas, conflictos y resistencias propias de los procesos de cambio.

Se les exige que sean visionarios de la educación, instructores líderes, constructores y referentes de sus comunidades educativas, expertos en evaluación y currículum, analistas de presupuesto, administradores de infraestructura y equipamiento escolar, gestores de programas especiales, supervisores expertos en legislación laboral y aspectos contractuales.

Asimismo, se espera que ellos sean mediadores en los esperados conflictos entre padres, profesores, alumnos, sostenedores y sindicatos, mientras deben ser sensibles al amplio abanico de necesidades y demandas estudiantiles.

Los directores escolares han tenido que ir adaptando su quehacer a una multiplicidad de funciones, especialmente hoy en día en que entra en operación una ley que reorienta sus tareas a la gestión, que generarán estándares de medición de la calidad del liderazgo educativo y que van a ser evaluados en terreno:

En el marco de una política de descentralización, se aprobó en Chile la creación de una Agencia de Calidad que no sólo considera medición de aprendizajes, sino el diseño de estándares indicativos para la actuación de sostenedores y escuelas y también actores clave del sistema como docentes y directivos.

En este escenario los requerimientos a los equipos directivos  se complejizan, incorporando un sin número de responsabilidades que muchas veces no pueden asumir o simplemente no cuentan con los recursos para gestionar.

Quienes trabajamos en el área de recursos humanos estamos atentos a lo que el 2013 plantea para los educadores y en el especial para los líderes de las comunidades educativas.

En conjunto con todos los organismos que han trabajado con ellos durante muchos años -CEPPE, Fundación Chile, Aptus, CPEIP, Educación 2020 y diversas universidades- estaremos muy atentos en facilitar los recursos y la información trascendente, referida a las nuevas exigencias, a estrategias de trabajo que colaboren con su labor de liderazgo y también a apoyarles en su relación con la multiplicidad de actores de sus comunidades educativas: administrativos, fiscalizadores, profesores, alumnos y apoderados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here