Orientaciones para escuelas especiales de estudiantes con discapacidades múltiples y sordoceguera

0
112

“Todos los estudiantes tienen derecho a recibir educación  y que la enseñanza que se les entregue sea de acuerdo a sus necesidades, por eso como gobierno, estamos trabajando para que ningún estudiante se quede atrás y reciba el apoyo que le permita alcanzar su máximo potencial”, dijo la ministra de Educación, Marcela Cubillos en la Escuela Ruca Rayén de la comuna de La Reina.

Las palabras de la ministra Cubillos dieron a conocer que tras el trabajo del primer semestre de una mesa técnica, se crearon “Orientaciones para escuelas especiales que educan a estudiantes con discapacidad, discapacidad múltiple y sordoceguera”.

El documento tiene como objetivo contribuir a la diversificación de la enseñanza, a través de adecuaciones curriculares y propuestas educativas flexibles para los estudiantes. El escrito será distribuido en las escuelas especiales que educan a estudiantes con discapacidad y a los cursos especiales de establecimientos educacionales con PIE durante este mes.

En Chile, hay 40 mil alumnos que asisten a cerca de 600 escuelas especiales. De estos, el 86,7% tiene discapacidad intelectual, mientras que el 4,6% tiene autismo; el 1,9%, discapacidad múltiple y el 0,02%, sordoceguera.

Cada uno de estos estudiantes tiene sus propias características, potencialidades y necesidades, lo que representa un desafío para las escuelas. Para responder de forma adecuada y oportuna a sus requerimientos, se creó esta mesa técnica integrada por el equipo de Educación Especial del Mineduc, académicos, directores de escuelas especiales, representantes de educadores diferenciales y representantes de organizaciones de la sociedad civil.

En conjunto identificaron las necesidades de una educación diversificada, flexible y creativa por parte de todos los actores involucrados en su educación, lo que se atenderá con estas nuevas orientaciones.

En el área técnico-pedagógica se dan criterios para la organización de propuestas curriculares personalizadas para cada estudiante, flexibilizando la organización temporal de los objetivos de aprendizaje, los tiempos para cada asignatura y la evaluación.

Además en el ámbito normativo, se aclara la conformación y combinación de los cursos en la modalidad de educación especial, esto tomando en cuenta que es el Currículum Nacional el nuevo referente para la denominación de los cursos, tanto en educación parvularia como en enseñanza básica, y el proceso de validación y certificación de estudios.

Esta orientación busca transformarse en una potente herramienta educativa para los equipos directivos y docentes de los establecimientos, quienes apoyan a diario a los estudiantes con discapacidad múltiple y sordoceguera en avanzar en su trayectoria educativa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here