¿Peluqueros educadores sexuales? La innovadora técnica que se está aplicando en Estados Unidos

0
101

2017-11-07-4473OC8254Las tasas de contagio de enfermedades de transmisión sexual, se dispararon en un pueblo de Missouri, EEUU. El Departamento de Salud decidió entonces capacitar a los peluqueros como educadores sexuales, ¡porque son los mejores confidentes!

Por María Jesús Martínez-Conde en El Definido

Si existe alguien que es capaz de hacernos confesar en tiempo record todos nuestros secretos, es nuestro peluquero/a (extendible a la depiladora, claro). “¿Cómo va la vida? ¿Qué es de Jaime?”, y en lo que se demoró en sacar sus tijeras, preparar la tintura con el tono adecuado o enchufar el secador de pelo, ya estamos revelando eso que no habíamos contado a nadie. Un talento innato para desencadenar conversaciones íntimas; lo saben todo, escuchan de todo y también son expertos/as en consejos sentimentales. ¿Qué mejor que sacarle provecho a esta complicidad profesional-cliente con fines de salud?

Es lo que están haciendo en la ciudad deSaint Louis (Missouri, Estados Unidos), donde elDepartamento de Salud de la zona los está entrenando para transformarse en verdaderos coachers, cuyo objetivo es evitar enfermedades de transmisión sexual.

Coaching en educación sexual

La ciudad de St. Louis tiene sólo318 mil habitantes y, sin embargo, cuenta conuno de los mayores registros de Estados Unidos respecto a enfermedades de transmisión sexual: el año pasado, la localidad registró22 mil casos de clamidia y gonorrea (casi el 7%), dos enfermedades que dan cuenta de la falta de educación de la población.

Hace dos años el Departamento de Salud de la localidad decidióiniciaruna potente campaña de educación enfocada en las poblaciones más vulnerables de la localidad. ¿Y quiénes son los encargados de transmitir esta información? ¡Los estilistas y barberos!

 

Desde la institución, señalan la importancia de entrenar a los y las peluqueras para desmitificar cierta información sexual entre un segmento de la población poco educado. “Esta iniciativa brinda la oportunidad de llegar a segmentos a los que los mensajes tradicionales de salud pública no podrían llegar”, comentan.

Por su parte, Brittany Thornton, miembro de la división de enfermedades contagiosas del organismo, agrega, “tenemos alcance donde no lo teníamos anteriormente. Los peluqueros son los que marcan tendencias«.

Los agentes del Departamento de Salud van directamente a las peluquerías interesadas de sumarse al programa, con énfasis en aquellas que están en zonas con altas tasas de contagio, y allí los capacitan en la prevención de este tipo de enfermedades, con foco en elVIH/Sida. También los instruyen sobre cómo iniciar una conversación más íntima con sus clientes porque, aunque tengan fama de ser expertos en este ámbito, nunca está demás una ayudita de parte de un psicólogo.

Fade Out a las enfermedades de transmisión sexual

El programa lleva el nombre de Fade Out, en honor alcorte de pelomasculino de moda en la ciudad, y fue iniciado a partir de una iniciativa semejante en Dallas.

 

Es un estilo donde el pelo se desvanece, como señala el término. Pixabay

Cuando un cliente cuenta a su peluquero sus aventuras sexuales, éste -además de escucharlo- le advierte sobre los riesgos a los que se expone y cómo evitarlos, facilitándole preservativos masculinos o femeninossi el cliente los acepta. Además, si cree que existe un riesgo más concreto en un caso particular, puede derivarlo a un servicio de salud para que se haga los exámenes correspondientes. «Simplemente depende de la vibración, de lo que pase, de quién sea”, señala Cordell Edwards, propietario de Goal Line Barber & Beauty.

Cuando las peluquerías tienen eventos o inauguraciones, el Departamento de Salud aprovecha de asistir con stands especialmente preparados para realizar pruebas rápidas y gratuitas de VIH. Por ejemplo, durante la inauguración del salón Favah 101, a cargo de Cheryl Reed-Johnson, se realizaron 20 pruebas de VIH, y un cliente recibió asesoría de uno de los peluqueros sobre cómo hablar de sexo con su hija adolescente.

Independiente de si a alguien le agrada o no compartir sus intimidades con su peluquero/a, lo cierto es que es algo muy común en todo el mundo, y es por eso que este plan de salud tiene buen potencial. De hecho, la familiaridad y complicidad que se da entre cliente y peluquero, es histórica.Cordell Edwards cuenta que los antiguos barberos, durante la Edad Media, tenían la misión no solamente de embellecer y cortar el pelo o la barba, sino también de atender la salud de sus clientes: sabían de cirugía, extirpaban muelas que dolían y realizaban “sangrías” (extracción de parte de la sangre del paciente para quitar una dolencia o infección). La relación de confianza se dio desde un principio, y se ha heredado. “Si la gente confía en lo que decimos sobre moda y belleza, la salud es una extensión natural”, señala.

Bonus track: aumento de las enfermedades de transmisión sexual en Chile

Durante los últimos años, las tasas de contagio de enfermedades de transmisión sexual, han aumentado notablemente en Chile. De los 2.928 casos de VIH detectados en 2010, en 2015 fueron detectados 4.291, lo que corresponde a un incremento considerable del 45%. Los expertos creen que se debe a dos razones: por un lado a un aumento efectivo de los contagios, pero por otro, a que un mayor número de personas se están realizando los exámenes.Y a estas cifras se suman, en el mismo período, brotes de gonorrea y hepatitis A.

¿Será que la escasez de campañas de prevención también está siendo un factor importante en el incremento de estas tasas? ¿Qué sucedería si un ejemplo como el de St. Louis se replicara en algunas zonas de nuestro país? Tal como apuntan en St. L. Today, este coaching de educación sexual también podría extenderse a, por ejemplo, cómo prevenir enfermedades cardíacas o salir de un círculo de violencia doméstica. ¿O no?

FUENTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here