Por primera vez, todos los resultados del Simce se darán a conocer simultáneamente

0
8

El secretario ejecutivo de la instancia, Carlos Henríquez, explica que cambio busca que los colegios puedan corregir sus planes este mismo año. La autoridad también aborda la reforma y dice que debate se centró en un grupo de alumnos pequeños.

simce-1Por Javiera Herrera, El Mercurio

El último gran cambio que tuvo el Simce fue la reducción de pruebas: de las 18 que se hacían anualmente -considerando todos los niveles y materias- se pasó a nueve desde el año pasado, para evitar que los colegios se centraran solo en esta evaluación y “agobiaran” a sus estudiantes para que lograran buenos resultados.

Ahora, Carlos Henríquez, secretario ejecutivo de la Agencia de Calidad, adelanta que la próxima semana se entregarán -por primera vez- todos los resultados de manera simultánea. “Antes se entregaban en junio, después en mayo, y ahora la entrega completa será a fines de abril, con el objetivo de que los colegios puedan tomar decisiones de mejora mucho más oportunas”.

Henríquez detalla que los establecimientos tendrán un desglose según los ejes de aprendizaje de Matemática y Lenguaje, “para que los profesores sepan específicamente cuál es la habilidad en la que los estudiantes están mejor y peor”, y también habrá detalles de los puntajes por colegio según género. Esto, pues en las últimas mediciones se ha ido revelado una brecha a favor de los hombres.

El encargado de la Agencia agrega que están preparando un informe para que todos los apoderados, independiente del colegio de sus hijos, conozcan los puntajes, y también los resultados en otros indicadores que se midieron, como autoestima y convivencia. El documento estará disponible en la página web de la Agencia, pero para quienes no accedan al sitio, “dentro de los próximos 90 días les llegará un informativo”.

-¿Siguen con la idea de no hacer ranking con los resultados? Una de las críticas que se han hecho es que ya no se cuenta con esa información.

“Hoy tenemos más información que antes: un padre puede acceder a la información de cualquier colegio, y no solo de las asignaturas más tradicionales, sino que existe una mirada más integral. Además, en las jornadas de trabajo con profesores y equipos directivos, hemos visto una disposición mucho más amplia a poder utilizar esta información. Incluso los colegios de mejor desempeño nos explicitaron que los agobiaba estar en ese ranking . El no tener ranking no estigmatiza a los más bajos, no pone una presión que distorsiona el proceso educativo”.

-¿Pero no hay un momento en que sí se necesita esa información? ¿Saber a quién le va bien y a quién no?

“Creo que sí. Creo que es posible acceder a esa información, y por eso en la categoría de desempeño (la ordenación de colegios en 4 categorías), los apoderados no solo ven los puntajes, sino que indicadores de desarrollo personal y social, que tiene que ver con mejor información”.

La reforma

-Una crítica es que la reforma a la educación ha tenido que ver más con lo regulatorio y no se ha hecho nada por la calidad…

“Se ideologiza mucho el debate cuando se dice que no se ha hecho nada por la calidad, sobre todo cuando se está previo a un período electoral. Y sí se ha avanzado en calidad. Primero, los proyectos de ley generan condiciones, el avanzar en calidad sin condiciones es como pedirle a un médico que sea capaz de sanar a una persona sin la posibilidad de tener medicamentos y exámenes. Por tanto, el tener condiciones para avanzar en la calidad es indispensable, sobre todo en un país con bastante inequidad, como el nuestro”.

-El haber partido con el fin al lucro, selección y copago en los colegios ¿no fue una decisión ideológica?

“Uno siempre puede hacer una cosa primero y otra después en cuanto al orden de las reformas. Pero me parece que todas debían haberse realizado, porque tenemos un sistema que había que llevarlo desde la competencia a la colaboración (…). Ahora a nadie se le ocurriría pensar que mejorar la salud pasaría por dar mejores condiciones a los pacientes más sanos. Sin embargo, en la práctica, lo que ha pasado en la educación en Chile es que hemos priorizado el debate en los que aprueban exámenes de admisión, en los que pueden pagar, a los que tienen mejor comportamiento… Esos siempre van a ser una minoría: ¿Vamos a seguir preocupándonos de ellos? Por nuestra parte, estamos convencidos de que no es solo para algunos, sino de todos”.

-Pero de todas las políticas que se han implementado (Ley de Inclusión, Carrera Docente), ¿hay alguna que tenga un resultado visible?

“Lo que han dicho los expertos es que una reforma de la envergadura de la nuestra tiene que esperar 10 o 15 años para capitalizar de buena manera los resultados. Pero también hay que pensar en elementos concretos. En la discusión de Carrera Docente se decía que por poner puntajes mínimos para acceder a Pedagogía (500 puntos PSU) iban a tener que cerrar muchas carreras. Y este año ingresó un número sustantivamente más alto de estudiantes”.

-Considerando el debate que se está dando en educación, ¿cree que hay algún riesgo de que se retroceda?

“Creo que hay un riesgo de que discutamos cosas que no aportan valor para seguir avanzando, y que la conversación esté solo en pensar en qué hizo un gobierno y otro, y que tiene que ver con una mirada de retroceder. Aquí hay que ver cómo esta reforma, que si uno la pone en contexto internacional era muy compleja por la envergadura, era necesaria para construir un pilar de mayor inclusión.

“Antes existían 18 evaluaciones muy difíciles de asimilar, y muchas veces la información no era tan comprensible”.

“Los colegios de mejor desempeño nos explicitaron que los agobiaba estar en ese ranking, y que muchas veces tenían un exceso de tareas”.

“El salto en calidad no es apretando tres botones, no es haciendo más Simce (…) es pasando de la cultura del cumplimiento a una del mejoramiento”.
CARLOS HENRÍQUEZ
Secretario Ejecutivo Agencia de Calidad

FUENTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here