Preparados para un nuevo Chile: Docentes se empoderan como “agentes de cambio”

0
235

Profesionales de la educación de las comunas: La Pintana, San Ramón, La Florida, Macul, Puente Alto, Peñalolén, Pedro Aguirre Cerda, La Cisterna y La Granja, fueron parte de una nueva versión del Campamento Explora Va! 2020 del PAR Explora RM Sur Oriente, parte de FAVET.

Durante 5 días, docentes, educadoras de párvulos, de diferencial, personal administrativo y directivo, participaron de distintas experiencias en las dependencias del Rancho El Añil, ubicado en la comuna de San José de Maipo. El equipo del PAR Explora y otros expertos, prepararon jornadas con distintas actividades que llevaron a las y los docentes a pensar nuevas formas de enseñar que fuesen transversales, interdisciplinarias y con énfasis en la metodología indagatoria para la enseñanza y aprendizaje de las ciencias y las tecnologías, vinculado al arte, la naturaleza, y todas las áreas que existen en la sociedad.

Para Gricel González del Canto, antropóloga social y encargada de contenidos de la iniciativa. “La intención de estos campamentos tiene que ver con utilizar la estrategia de agentes de cambio para que las y los participantes puedan mejorar sus competencias en el área de didáctica de las ciencias, incorporando y articulando los diferentes elementos que entregan las ciencias para el mejoramiento de la calidad de la educación”.

Óscar Salinas, profesor de química y biología del Colegio Rosario Concha de La Florida y guía de los estudiantes ganadores en la categoría enseñanza media del pasado Congreso Regional Escolar de Ciencia y Tecnología (CRECyT), señaló que “el campamento ha sido una experiencia enriquecedora, es un esfuerzo salir de la casa y dejar todo por una semana, pero vale la pena estar con gente joven, que hace ciencias en otros lados y que tiene las mismas dificultades que yo. Acá podemos unirnos para buscar nuevas estrategias metodológicas”.

Por su parte, Leonardo Piña, Dr. en antropología y relator del taller Observación en Ciencias Sociales, destacó el papel fundamental de las y los docentes en la sociedad y el poco tiempo que tienen para recibir estímulos o reflexionar sobre la importancia de su labor, especialmente en la Región Metropolitana Sur Oriente, donde hay comunas con altos índices de vulnerabilidad. “Están permanentemente en salas de clases con cursos de muchas personas muy demandantes y desiguales. Con el fenómeno de la migración, el escenario es más complejo aún”.

Talleres con científic@s

Los talleres con científicas y científicos fueron una oportunidad para vivir experiencias de aprendizaje y generar complicidad entre docentes y la comunidad científica. Con la idea que todas y todos, desde sus áreas, pueden identificar los problemas de sociedad y buscar soluciones colaborativas. Una premisa constante entre los relatores, es que las preguntas son la base de la ciencia y estas pueden nacer desde cualquier área.

“Cuando un niño se pregunta ‘¿por qué el Sol es amarillo?’, no es solamente una pregunta científica, es también filosófica, ética, estética. Que haya una instancia que permita que docentes se comuniquen de verdad -no solo un rato del recreo- si no que pasen un tiempo importante juntos, incluso tiempo recreativo. Me parece crucial para que compartan sus experiencias, para que formen redes y traten de abordar las grandes problemáticas del mundo”, enfatizó la Dra. en ecología y biología evolutiva, Nélida Pohl, en su taller de Enseñanza de la Ecología en el Patio de la Escuela.

El campamento contó también con la visita de Daniel Barros, Bioquímico, Jefe del Laboratorio de Bioquímica Vegetal y Fitorremediación de la USACH. Daniel se especializa en limpiar ambientes contaminados con la industria minera y, tras exponer sobre el tema, realizó un taller de cultivos hidropónico de lechugas para que docentes puedan replicarlo con sus estudiantes. “Algunos decían que su colegio era gris, por todo el cemento y creo que esta es una muy buena alternativa para cambiarlo, pues los costos son mínimos. Con este experimento los estudiantes pueden cultivar su comida, no comprarán lechuga en el supermercado y entenderán que estos actos, son también pequeñas victorias contra el sistema”, puntualizó.

Tras participar del taller, Margarita Vidal, profesora de química y ciencias del Liceo Polivalente Eugenio Pereira Salas, de Pedro Aguirre, señaló que:

“Fue maravilloso. Aprendimos a cultivar lechuga usando un 90% menos de agua, una muy buena idea para implementar a los colegios. Lo que más me gustó es que esto se puede enseñar a estudiantes desde kínder a cuarto medio. Es importante que ellos aprendan a cultivar comida y tener conciencia ecológica, especialmente con el tema de la sequía”.

El taller de Arte y Ciencia estuvo a cargo del Dr. en ciencias mención en biología molecular, celular y neurociencias, y grafitero, Andro Montoya, quien buscó transmitir, que el arte está en todas las personas al igual que la curiosidad científica. En el taller repasó varios ejemplos de la historia, mientras los participantes se unían a la reflexión de manera muy fluida. “Entre los grandes avances de la ciencia está el poder predecir las cosas que suceden en el universo, y tiempo después recién comprobarlas y saber que eran tal cual como las habían pensado. El arte es cercano a las emociones, es lo que falta y que viene a complementar la exploración que nosotros hacemos, por ejemplo, del universo con la ciencia. En el taller los profesores entendieron la potencialidad de tener una mirada artística de los fenómenos científicos para poder aportar al conocimiento”, destacó.

Quienes participaron de esta experiencia de aprendizaje, lo concluyeron haciendo metáforas relacionadas con la ciencia. Sergio Gómez, profesor de música del colegio municipal de La Florida, Guardiamarina Ernesto Riquelme, fue más allá y creó un poema describiendo las raíces de un litre:

“El taller se hizo muy corto, todos conectamos muy bien con lo que Andro dijo y quedamos fascinados, yo especialmente porque esto me llegó al tuétano. Son ideas que uno tiene dormidas, pues a veces los colegios olvidan que el arte tiene que ver con todas las cosas, lo vemos constantemente en la naturaleza”, destacó.

 Agentes de cambio

Además de los talleres realizados por científicos y científicas las y los docentes tuvieron varias experiencias de aprendizaje, una fue el “RPG Civitas”, un juego de rol donde los y las 50 participantes debían representar a distintitas personas y postular 3 principios de un país ideal. De esta manera, valoraron la importancia de la ciencia para la sociedad, vinculando en su reflexión lo difícil que es representar a otro, u organizarse de tal manera que todas y todos se vean representados.

En la cuarta jornada se realizó la feria de ciencia, tecnología e innovación (CTI). Una tarde de piscina y ciencia donde acudieron instituciones ligadas a la investigación y divulgación científica, estas fueron Fundación Planificable, Centro de Comunicación de las Ciencias de la Universidad Autónoma de Chile, el CIICC de la Universidad Santo Tomás, CIGIDEN, CEDEUS, CEGA y las facultades de Ciencias Veterinarias y Pecuarias (FAVET) y Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile.

Visitaron también el campamento profesoras y profesores líderes de educación, que han sido agentes de cambio en sus establecimientos, y estudiantes secundarios que se abrieron a las y los docentes para contar sus experiencias en el aula y en su vida como adolescentes. Presentaron ideas modernas de educación, conceptos de diversidad sexual y otros temas. “Ellos tenían varias dudas sobre la sexualidad de los adolescentes, algunos no conocían la parafilia, la teoría queer y se sorprendieron al conocer el inicio en la actividad sexual de algunos estudiantes de hoy. Vi mucho interés por estos temas y por aprender”, contó Miguel Valdebenito, estudiante del Colegio Polivalente Raulí de Puente Alto y, parte del equipo ganador del segundo lugar de educación media, del pasado Congreso Regional Escolar de Ciencia y Tecnología Explora RMSO.

Durante todo el proceso para forjar agentes de cambio, estuvieron presentes las premisas del PAR: enfoque de género, interculturalidad, derechos humanos, derechos de los niñas, niños, adolescentes y jóvenes, e inclusión. En cada jornada profesoras y profesores, trabajaron junto a sus facilitadoras y facilitadores en espacios de creación y reflexión, para concluir con una propuesta de proyecto educativo institucional, donde aplicaron todo lo aprendido en el campamento.

“Una de las particularidades de este campamento fue enfatizar de forma transversal la reflexión pedagógica, como herramienta para construir agentes de cambio. Los y las docentes tuvieron un desarrollo significativo de tal forma que en solo una tarde lograron formular 4 propuestas de clases interdisciplinarias, pensadas para la amplia diversidad de estudiantes que se pueden encontrar en sus aulas”, informó Gianino Livellara, encargado de contenidos del campamento.

Finalmente, las y los participantes se mostraron empoderados y entusiasmados con lo aprendido y con sus propias ideas y reflexiones, para ser agentes de cambio para sus estudiantes y toda la comunidad escolar. “Antes ellos conocían una sola estructura de trabajo que era vertical y hoy día están presentando formas de trabajo matricial, incorporaron todo los que se les ha enseñado en el campamento, interdisciplinariedad, articulación en redes, se acaba el trabajo compartimentado y existe el conocimiento de muchos otros y otras que tienen todo el derecho a acceder a todas las oportunidades que les da la educación”, concluyó Gricel González.

“Tenemos un sistema obsoleto, no solo a nivel educacional. Ante eso debemos hacer cambios de raíz. Soy profesora de lenguaje, pero he entendido que la ciencia está en todo: en cómo percibo mi experiencia, en las ciencias empíricas. La ciencia nos permite el aprendizaje colaborativo”, Lorena Guzmán, profesora de Castellano, del colegio Santiago de La Florida.

“La vinculación del profesor con el alumnado tiene que ser clave. El profesor debe saber que viven, lo que escuchan, lo que sienten los estudiantes. Hay que dejar el rol de autoridad y saber qué cosas les inquietan. Tenemos que involucrar más al estudiante, que sean más libres, dejar que se equivoquen, sin evaluar ese error”.  Vincenzo Valderrama, profesor de matemáticas del colegio municipal Simón Bolívar, de La Pintana.

“Las herramientas que nosotros les entreguemos van a ser un distintivo para cuando ellos quieran alcanzar sus sueños y esas herramientas no son solo conocimiento duro, sino que también habilidades emocionales, por eso es importante el factor reflexivo” Guillermo Sandoval, Profesor de Educación Física, del colegio municipal Simón Bolívar, de La Pintana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here