Lo más leído de la semana: Profesor que pidió leer a Lemebel es despedido

0
314

«El docente no se articula con los valores del Proyecto Educativo Institucional», dice el decreto alcaldicio que justificó su desvinculación.

Por Noemí Arcos (El Dínamo)

Liceo San Francisco de QuitoTras la publicación de un reportaje de El Dínamo que daba cuenta de diversas situaciones discriminatorias al interior del colegio San Francisco de Quito de Independencia, entre ellas, la negativa de los estudiantes de tercero medio a leer un libro de Pedro Lemebel, se abrió un debate respecto de los contenidos que son vistos en la sala de clases.

Junto con esto, la controversia generó efectos concretos en el establecimiento municipal.

Una vez que se produjo la negativa de los estudiantes de leer “La esquina es mi corazón”, por considerar al autor “asqueroso” en referencia a su orientación sexual -decisión que fue apoyada por la directiva del colegio y potenciada por algunos apoderados- el profesor del ramo solicitó una licencia médica psiquiátrica de dos meses, entregada por el Instituto de Seguridad del Trabajo (IST).

Tras finalizar ese receso, el docente fue trasladado a terminar su año escolar al Liceo Presidente José Manuel Balmaceda de la misma comuna.

Tiempo después, el 31 de diciembre de 2018, el director de este establecimiento, Omar Baquedano, le entregó la carta de despido al profesor de Lenguaje, documento que fue firmado por la jefa del Departamento Administrativo de Educación Municipal (Daem), Claudia Carrillo.

En dicho oficio se argumenta que la causal de despido es el “término del periodo por el cual se efectuó el contrato (Art. 72, letra d, Estatuto Docente)”. El profesor estaba contrato en calidad de Contrata por 22 horas de Subvención Ordinaria y 8 por Subvención Especial Preferencial (SEP).

Junto a esta carta de notificación, el profesor recibió el decreto alcaldicio que fundamenta su despido.

En él se incluye como uno de los argumentos para el despido la “reorganización de la entidad de administración educacional, en conformidad al informe de desempeño docente elaborado por el director del establecimiento, fundamentado en que el docente no se articula con los valores del Proyecto Educativo Institucional (PEI) y en concordancia con el Plan Anual de Desarrollo de la Educación Municipal (PADEM)”.

En ese documento, firmado por el alcalde subrogante, Luis Mayorga Baronti, se menciona además que el término de la relación contractual es a partir del 28 de febrero de 2019

A mí me sacaron de la comuna como una medida de represión en mi contra. Este era mi tercer año en la comuna de Independencia y mi trabajo pedagógico jamás había sido cuestionado en evaluaciones y era intachable”, asegura el docente a El Dínamo, mencionando además que lo considera una medida “injusta”.

Agrega que él fue muy bien acogido a su llegada en el Liceo Balmaceda y que estaba en conversaciones con otros directores de escuelas de la comuna, lo que se vio paralizado por el despido del sostenedor.

Consultados por esta situación, desde la Municipalidad de Independencia descartaron que la desvinculación del profesor se relacionara con el conflicto por el libro de Lemebel.

“El profesor, que estaba en calidad de contrata (plazo fijo con fecha de término para el 28 de febrero), manifestó su decisión de no continuar en el Liceo San Francisco de Quito. Al revisar la disponibilidad de horas, las de lenguaje y comunicación no habían disponibles y por eso no se renovó el contrato”, señaló Claudia Carrillo.

Otra profesora desvinculada

Tras conocerse el rechazo de los alumnos hacia el libro de Lemebel, una profesora del equipo PIE (Programa de Integración Escolar) decidió abordar las implicancias del conflicto suscitado al interior del colegio.

La profesora cuenta que los estudiantes de cuarto básico le manifestaron muchas preguntas acerca de sexualidad y las parejas homosexuales.

Ante esto, realizó una actividad en la que solicitó a los estudiantes que dibujaran lo que para ellos era la tolerancia y la libertad de expresión. Una de esas imágenes hechas por los alumnos fue la de dos hombres besándose.

Según su versión, desde la Unidad Técnica Pedagógica (UTP) del colegio reprendieron a la profesora (quien solicitó reserva de su nombre), argumentándole que ella era una representante del colegio y que “no se podía hablar de homosexualidad en la escuela”, lo que evidenciaba su falta de criterio. Sumado, una vez más, a los reclamos de los apoderados respecto a estos contenidos, que consideraban inapropiados para estudiantes de cuarto básico.

Al respecto, relató a El Dínamo que la semana pasada fue notificada de su desvinculación. “El director me señaló que era por desempeño y cuando le pregunté cómo era mi desempeño no supo responder nada técnico. De hecho ni siquiera se le preguntó a mi coordinadora del programa de integración sobre mi evaluación. Entonces, frente a esta situación, yo deduzco que mi despido es por mi pensamiento distinto, porque yo he dejado en claro que este es un colegio machista, sexista, y eso también ha afectado mi adaptabilidad acá”, comenta.

La profesora llevaba un año y cinco meses trabajando en el liceo y, asegura, que según su experiencia los motivos de los despidos se relacionan a criterios ajenos al PEI. “El tema de sexualidad, identidad y género no es un tema primordial en este establecimiento y eso no cambiará mientras estén los mismos directivos”, concluye la docente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here