Programa invita a trabajar las emociones de los alumnos para mejorar su aprendizaje

0
8

b6f20d_5db15257306b483bb89bbea8155be912~mv2Neyün incentiva la meditación y los talleres enfocados en el conocimiento del propio cuerpo. Este año, la Universidad de Harvard destacó su propuesta. Por M. Cordano en El Mercurio. Mientras se desempeñaban como profesoras del programa Enseña Chile, María Florencia Simonetti (psicóloga), Carla Pozo (profesora de Historia), Francisca Muñoz (ingeniera comercial) y Paula Ferrando (profesora de Biología) solían escuchar a sus alumnos decir que no habían respondido una prueba porque no entendían la materia que les enseñaban en clases. Las excusas seguían un patrón: se quedaban en blanco o sentían que su mente se bloqueaba. La queja de los niños era que la materia no lograba quedarse en sus cabezas. “La neurociencia señala que un cerebro estresado se bloquea, inhibiendo un proceso de aprendizaje óptimo. Concretamente, el estrés genera cortisol y adrenalina a niveles tóxicos en nuestros cerebros, bloqueando ciertas áreas y a la vez impactando en nuestro clima emocional”, explica Francisca Muñoz. “Haciendo un símil, una orquesta afina sus instrumentos para lograr una sinfonía. Para generar aprendizaje debemos preocuparnos de que nuestro instrumento principal, el cerebro, se encuentre en las mejores condiciones para poder lograr un aprendizaje efectivo”. Esto no siempre ocurre si existen dolores emocionales que generan estrés o ansiedad en los alumnos, plantea Muñoz. Algunos gatillantes comunes -problemas que van más allá de una clase social en particular- son la violencia dentro del hogar, el contexto en el que los jóvenes se desenvuelven fuera del aula o la ausencia de contención emocional en la familia. Todas las aristas Conscientes de esta situación, en 2017 y tras su paso por Enseña Chile, Francisca Muñoz y las otras tres profesionales formaron Neyün, un programa de educación emocional que apunta a generar mejores condiciones para aprender. Consiste en talleres semanales de 45 minutos que se complementan con dinámicas cortas para integrar el mindfulness (o atención plena) al inicio de cualquier asignatura. En los talleres se practican distintas técnicas, como “meditación individual, meditación grupal, dinámicas que fomentan la conciencia y atención en el cuerpo y juegos que permiten ir conociendo cómo actúa nuestra mente. Además, durante los talleres se impulsa un proceso de desarrollo personal al enseñar sobre las emociones, cerebro, cuerpo y forma de relacionarse”, cuenta Muñoz, directora ejecutiva de Neyün. “Como profesoras, coincidimos en que para educar de manera exitosa es necesario incluir todas las aristas: la académica, la social y la emocional”, plantea. Con su diagnóstico coincide la Facultad de Educación de la Universidad de Harvard, institución que en abril de este año organizó su conferencia anual sobre desafíos educacionales en América Latina. Luego de que una estudiante de la universidad estadounidense conociera y hablara sobre Neyün poco antes de la conferencia, la casa de estudios extendió una invitación para que sus creadoras viajaran a compartir su experiencia con otros educadores, emprendedores e investigadores del área. La iniciativa fue el único proyecto chileno que se expuso en un foro centrado en el desarrollo socioemocional de los escolares latinos. Durante el encuentro, las representantes explicaron que el programa puede ser implementado tanto por facilitadores del equipo de Neyün como por los mismos profesores de un establecimiento, a quienes se capacita de manera previa. Por ahora, el programa se aplica a niños de 1° básico a 4° medio de colegios bajo cualquier Los establecimientos interesados en conocer más sobre la metodología del proyecto pueden ingresar al sitio www.neyun.org. Por M. Cordano en El Mercurio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here