Crean programa de calidad de vida especial para docentes y colegios

0
569

Bajo el concepto de “calidad de vida docente”, Mercedes Celedón y Hernán Díaz, psicólogos expertos en el área, consolidaron un programa que beneficia el entorno laboral en establecimientos educacionales.

El programa busca disminuir el ausentismo laboral, reducir niveles de estrés, mejorar la percepción del clima laboral, fomentar relaciones laborales cooperativas y aumentar compromiso con los objetivos del establecimiento.

 

Por Marcelo Pizarro 

La calidad de vida de las personas afecta directamente en su desempeño laboral. En el caso de los docentes, es un elemento central en el potencial de las relaciones que establecen con sus alumnos, apoderados y directivos.

Asimismo, el bienestar personal de los profesores determina la cultura organizacional e incide en el clima laboral, la resolución de conflictos, la calidad de los aprendizajes de los alumnos y en los resultados del establecimiento.

Los psicólogos, Mercedes Celedón y Hernán Díaz aunaron sus experiencias en el área y diseñaron el “Programa Calidad de Vida (PCV) Sentirnos Bien”. Este plan tiene como fin generar cambios actitudinales que favorezcan el ambiente y las relaciones en las comunidades educativas.

Alineados con la organización escolar, el equipo facilitador realiza una intervención especializada en el ámbito de la psicología y educación que agrega valor a la persona del docente y mejora su calidad de vida laboral, disminuyendo factores de riesgo psicosocial y creando condiciones para el desarrollo y bienestar  personal y organizacional.

El proyecto se inicia con un diagnóstico del contexto educativo en relación a calidad de vida laboral con el fin de hallar parámetros que definen el plan de trabajo. Luego el trabajo se focaliza en dos ámbitos: equipos directivos o de gestión, para instalar acciones organizacionales a través de talleres grupales; y coaching individual y con los docentes y asistentes de la educación para generar conocimientos y habilidades de auto-cuidado en áreas de salud mental, física y espiritual.

Mercedes Celedón, una de las creadoras del programa, comenta la relevancia que tiene este tipo de plan en la vida docente.

¿Cuáles son las consecuencias de que un profesor esté sometido a problemas psicológicos a la hora de realizar clases?

Las consecuencias pueden ser diversas, por ejemplo, que llegue sin haber preparado adecuadamente la clase, puede presentar diversos síntomas: apatía, distracción, sobre-reacción ante situaciones de indisciplina, negligencia, mal trato verbal, ausentismo laboral, abandono de funciones o retraso en cumplimiento de plazos. En ocasiones puede, por sus propias necesidades, exponer su malestar ante los alumnos, lo cual no corresponde. Las consecuencias también van de acuerdo al rol del docente y según eso puede ser mayor o menor su impacto en el colegio y alumnos.

¿Es realmente beneficioso para el ambiente escolar?

Es clave. El nivel de stress y de demanda en diversos ámbitos, no solamente académicos en el cual se desempeñan los docentes y equipos directivos, requieren de estrategias personales y colectivas para abordarlos de una manera asertiva y de autocuidado. Esto no se aprende en la universidad y es la vida la que nos enseña. Nuestra intervención es para mejorar esas acciones en beneficio de toda la comunidad. Por ejemplo, si conozco diversas estrategias de manejar el cansancio, puedo aplicarlas, pero si solo conozco una, puede que me entrampe constantemente en que no logro salir de ahí. Además, se empiezan a establecer ciertos códigos comunicacionales internos, que fortalecen el clima laboral y la complicidad entre los profesionales.

¿Qué tan importante es el clima laboral para un profesor?

La importancia que tiene es que mientras más estable son las relaciones y el contexto, mayor certeza tiene para actuar. Si las opiniones de los directivos son contradictorias frente a una misma situación, las dudas que surgen para abordarlas son mayores, impactando en el bienestar personal de los trabajadores.

¿Qué dificultados puede traer que los alumnos se formen en un clima laboral en problemas?

Un clima laboral adverso también es una forma de mostrar estilos relacionales a los alumnos. Si queremos enseñar que en las relaciones humanas podemos estar en desacuerdo sin dañarnos, ellos observan eso y aprenden a relacionarse y a resolver las dificultades. Sin embargo, si hay tensiones, disputas, imposiciones, ellos aprenden a resolver las dificultades de esa manera, perpetuando relaciones de poder. No tengo dudas que el buen trato produce buen trato, es un circulo virtuoso, aprendemos de las acciones que nos producen los resultados favorables o deseados, por lo tanto, si obtengo logros gritando, adivina que actitud tomaré cuando quiero lograr otra cosa.

Luego de concluir el programa, se hace un seguimiento de sus resultados, los cuales son monitoreados ante posibles avances o retrocesos. Tiene una duración de tres meses y es clave para percibir si hay cambios o no, en la calidad de vida de los profesores y profesoras.

Para más información:

Mercedes Celedón Bulnes

mercedes@clbconsultores.cl

+56 9 6659 5785

 

Hernán Díaz Bustamante

hernan@clbconsultores.cl

+56 9 9792 0373

Por Marcelo Pizarro 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here