¿Qué es la ansiedad matemática?

0
130

La ansiedad matemática se define como un sentimiento de tensión, aprensión o miedo que interfiere con el rendimiento matemático (McLeod, 1994). Y no es algo exclusivo de los alumnos a los que no se les dan bien las matemáticas, cualquiera puede sufrirla. Según la Organización Mundial para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el 30% de los adolescentes aumentan su ansiedad y nerviosismo cuando tienen que resolver un problema matemático.

Existe cierta presión asociada a las matemáticas en la vida escolar y en la cotidiana, fundamentalmente por dos motivos:

  • Porque las matemáticas implican conocimientos que se consideran básicos y que son evaluados abiertamente en la escuela.
  • Por la asociación que habitualmente se hace entre inteligencia y matemáticas.

Una de las consecuencias de esta presión es la ansiedad matemática.

¿Quién sufre de ansiedad matemática?

¿Por qué estas situaciones producen ansiedad a algunos? Hemos preguntado al profesor Javier García Orza, coordinador del Laboratorio de Cognición Numérica en la Universidad de Málaga. La ansiedad matemática en niños sin discalculia podría estar asociada a ciertos estilos de personalidad. Así, niños inseguros, con niveles de ansiedad rasgo altos, un autoconcepto negativo sobre sus habilidades matemáticas (hecho que puede ser cierto o no) y sensibles a la crítica parecen más vulnerables a la ansiedad matemática.

En el caso de las personas con discalculia, en el que hay una dificultad objetiva en las habilidades matemáticas, la distancia entre la capacidad de la persona y la exigencia escolar es suficiente para generar ansiedad. Los niños con discalculia son habitualmente conscientes de sus incapacidades y esto puede generar ansiedad ante las situaciones matemáticas. Esta ansiedad, unida a sus dificultades de aprendizaje, genera un rendimiento aún peor. Es decir, la ansiedad a las matemáticas acentúa el problema de la discalculia, de ahí la necesidad de abordar en la intervención sobre este trastorno los aspectos emocionales.

¿Cómo pude ayudar el método Smartick?

Veamos ahora cuáles son las características principales de Smartick que lo convierten en un método valioso y eficiente para aprender matemáticas en niños con ansiedad matemática.

Motivación

Los niños con alta ansiedad matemática a menudo expresan actitudes negativas hacia las matemáticas y normalmente tienen una baja motivación para aprenderlas (Hembree, 1990). El método Smartick, a través de su gamificación, consigue que los niños se motiven más y, aún más, que su motivación sea intrínseca. Esta motivación es fundamental para activar la curiosidad y mantener el deseo de seguir aprendiendo

Retroalimentación

La retroalimentación sobre el rendimiento de los niños es otra manera de reducir el efecto negativo de la ansiedad matemática (Núñez-Peña, 2015). En Smartick la retroalimentación en cada práctica es siempre oportuna y exhaustiva. Informa a los alumnos cuando están aprendiendo (retroalimentación positiva) y qué deben hacer para abordar las brechas de su aprendizaje.

Personalización perfecta

Para reducir la ansiedad matemática es importante respetar el ritmo de cada niño. En linea con este principio, el algoritmo de Smartick coloca a cada niño en el umbral de su máxima competencia después de una prueba de entrada. Después, dependiendo de cómo lo hace en cada sesión, se le van planteando ejercicios adaptados a su nivel. Eso evita potenciales frustraciones de los niños ante las tareas matemáticas, respetando los tiempos de cada uno.

Fuente: Smartick.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here