Relevancia del desarrollo profesional docente de cara a los desafíos de 2021 

0
218

La implementación de la educación a distancia debido a la pandemia en 2020 fue un gran desafío para las comunidades escolares, especialmente para profesores y profesoras. Es por esto que los equipos directivos debieron fortalecer los procesos de formación continua que sus docentes requerían para actualizar sus conocimientos y seguir entregando una educación de calidad a pesar de las dificultades. 

En este sentido, la experiencia de cada establecimiento fue distinta, pero para todos significó cambios en la forma en la que se relacionaban con el desarrollo profesional docente«Al comienzo de la pandemia esto no era una prioridad. Había emergencias y necesidades de los estudiantes mucho más relevantes y los establecimientos muchas veces dejaron la formación de lado. Para nosotros el desafío fue darle relevancia al desarrollo profesional docente en ese contexto porque creemos que necesitaban más herramientas que las que tenían para atender las necesidades de esta nueva normalidad», relata Francisco Contreras, director del programa Colegios Que Aprenden de Enseña Chile

Es por esto que Colegios Que Aprenden generó un ciclo de cursos masivos, online, gratuitos y abiertos para docentes y equipos directivos que trabajaron herramientas como el desarrollo de la autonomía, seguimiento y monitoreo de las acciones en el aula y liderazgo escolar. En estos espacios, realizados entre noviembre de 2020 y enero de 2021 participaron cerca de 700 personas a nivel nacional, lo cual motivó a la planificación de un nuevo ciclo de cursos mensuales que comenzará en marzo de 2021. 

El Colegio Río Loa de Calama, Región de Antofagasta, es parte del programa Colegios Que Aprenden y para ellos conversar con los y las docentes y encontrar juntos los principales temas necesarios para su formación fue la clave de este proceso. «Para nosotros fue entender que tenemos que estar permanentemente en la dinámica de perfeccionarnos y de aprender. Esta dinámica implica una resolución constante sobre la marcha y en eso Colegios Que Aprenden nos ha marcado. Han sido de mucha ayuda para hacernos una organización dinámica que se adapta, aprende, se adapta nuevamente y así va ajustando su funcionamiento en virtud de la contingencia», cuenta Pedro Pablo Alvarado Tapia, sostenedor del establecimiento. 

En tanto, para el Colegio Vencedor de Puerto Varas, Región de Los Lagos, los aprendizajes en este sentido fueron similares. Este establecimiento, que trabaja con el Programa de Liderazgo Colectivo de Enseña Chile, concluyó que la formación docente va a seguir siendo un desafío, ya que planifican comenzar con clases híbridas que consideren grupos presenciales y grupos a distancia. «Tenemos que consolidar proyectos asociados a los cambios que vivimos en educación. Nosotros estamos planificando varios escenarios y el principal considera clases híbridas con parte de los alumnos presenciales y otra parte online. Básicamente, sabemos que habrá que continuar capacitando a los docentes, perfeccionándonos juntos, aprovechando lo que aprendimos en el uso de plataformas digitales y viendo cómo mejorar porque las tecnologías llegaron para quedarse», cuenta Fernando Vargas, jefe UTP del Colegio Vencedor

Finalmente, el proceso de formación continua se vislumbra como parte importante del trabajo de las comunidades escolares en 2021. Según Francisco Contreras, la ventaja este año es quees posible planificar las instancias formativas conociendo ya el desafío que significará la educación a distancia, presencial o híbrida. Para el, la clave está en escuchar a los y las profesoras en sus necesidades de formación y sacar el máximo provecho a los conocimientos que ya hay dentro de cada comunidad escolar.