«Sex Education» en el Congreso: El debate por la formación sexual en los colegios que se tomó la comisión de Educación

0
476

A la sesión especial del lunes asistieron una serie de invitados para abordar los proyectos sobre educación sexual. La conversación -en la que surgió el nombre de la popular serie británica de Netflix- dio paso para que algunos expusieran su propia experiencia, como el diputado RN Diego Schalper, quien relató que en las Jornadas de Conversación sobre Afectividad y Sexualidad (Joca) «cuando nos mostraban cómo ponerse un condón con un plátano, cómo se auto masturbaba, en fin… Nadie hacía preguntas, porque es muy difícil que alguien se atreva a hacer preguntas en ese contexto a los 14 o 15 años».

Fuente: La Tercera.

“Si nosotros no tenemos este proyecto de educación sexual integral, algunos terminarán viendo Pornhub, los canales porno para estudiar (…) Otros que tenemos medios, podremos ver en Netflix la segunda temporada de Sex Education, que no está tan buena como la primera, que no me gustó el final, pero esa es opinión mía… que no soy tampoco crítico de cine”.

Esa fue una de las advertencias que puso el lunes sobre la mesa el coordinador nacional del Programa País de Aids Healthcare Foundation (AHF)Leonardo Arenas, para argumentar que se debía trabajar en una ley de educación sexual integral que pusiera énfasis en educar y no solo en entregar conocimientos.

Arenas formaba parte del grupo de invitados que ese día expusieron en una sesión especial de la comisión de Educación de la Cámara de Diputados -presidida por Camila Rojas, de Comunes-, destinada a continuar, precisamente, con el trámite de cuatro proyectos sobre educación sexual en los establecimientos educacionales que se fundieron el pasado 15 de enero en medio de diferentes visiones de los legisladores sobre la formación en los colegios.

A la sesión en el Parlamento asistieron también la encargada de Capacitaciones de la Asociación Chilena de Protección de la Familia (APROFA), Rocío Garcés, la Doctora en Psicología y profesora asociada de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile, Irma Palma; la directora del Observatorio Legislativo Cristiano (OLC), Marcela Aranda (vocera hace algunos años del denominado “Bus de la Libertad”); además de Matías Marín y Guillermo Sagredo, del Círculo de Estudiantes Viviendo con VIH.

El debate -marcado por diversas posturas tanto de los expositores como de los legisladores- dio paso para que algunos diputados expusieran sus propias experiencias sobre educación sexual.

“Mire, yo experimenté la Joca, y eso me pone en una situación distinta probablemente a muchas personas que sufren el prejuicio del sector político al que yo formo parte”, contó el diputado RN Diego Schalper.

“¿Cómo va a ser el aula, entre 30 compañeros que se hacen bullying entre sí, el contexto de intimidad en donde se puedan hablar cosas sexuales que, por definición, son muy personales?”, continuó el legislador, agregando luego: “¿no es mejor generar un espacio de intimidad con los padres y ahí contestar esas preguntas?”. Schalper también se preguntó: “¿ustedes creen de verdad que en un aula alguien va a preguntar sus preguntas íntimas en materia sexual con otros compañeros que probablemente se van a reír si las hacen? (…)  Yo, lo que me pasaba a mí con la Joca, cuando nos mostraban cómo ponerse un condón con un plátano, cómo se auto masturbaba, en fin… Nadie hacía preguntas, porque es muy difícil que alguien se atreva a hacer preguntas en ese contexto a los 14 o 15 años“.

El parlamentario de Renovación se refería a las Jornadas de Conversación sobre Afectividad y Sexualidad (Joca) que comenzaron en 1995 bajo el gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle y que funcionaron como una instancia de autoaprendizaje para que los estudiantes conversaran y reflexionaran sobre temas de afectividad y sexualidad junto a la orientación de apoderados y educadores.

En la sesión en el Congreso se encontraba presente ese día la Doctora en Psicología, Irma Palma, quien retrucó a Schalper relatando que ella formó parte del equipo evaluador de las Jocas a comienzos de los años 90 y que entre 2001 y 2003 dirigió un proyecto Fondef de Conicyt sobre educación sexual, el cual siguió el modelo conversacional de la Joca y que hoy es un programa de la Universidad de Chile.

“La Joca tenía el problema en post dictadura de cómo generaba aprendizaje para la conversación social y la conversación íntima, eso fue”, dijo, asegurando luego que “es el modelo más interesante de educación sexual que se ha hecho“(…) Y lo que debe preservarse es el carácter conversacional de la educación sexual”. 

Schalper no fue el único que relató su experiencia personal.

“Yo soy agnóstico, pero vengo de una familia, al igual que mi pareja, católica, lo cual expone a mis hijos a tener mucho más riesgo de ser víctimas de abuso por estar en contacto con el mundo de la Iglesia Católica, que tiene un porcentaje de abusadores sexuales importantísimo”, señaló el diputado de Convergencia Social, Gonzalo Winter, expresando luego que “por eso quiero que mis hijos estén prevenidos de esas situaciones con anterioridad a través de una educación establecida científicamente por expertos acorde a su edad”.

Ahí el legislador retrucó a Marcela Aranda, quien había expuesto previamente que no quería que la “ideología” se metiera con sus hijos. “Lo relevante aquí es que no queremos ni que el VIH ni que el abuso sexual se meta con nuestros hijos (…) Queremos encontrar la forma de que nuestros hijos estén prevenidos de aquellas situaciones para no exponerse imprudentemente a ellas”, dijo Winter.

Por su parte, la diputada del PPD, Cristina Girardi, cuestionó que “el énfasis hoy en Chile está puesto en Matemática, Lenguaje, sobre Simce y sobre lo cognitivo, pero todo lo que está como emocional, espiritual, no está en nuestra educación, no está como prioridad“.

¿Etapa Preescolar o Básica? El debate por la educación sexual

En octubre del año pasado, la Comisión de Educación de la Cámara Baja comenzó a discutir un proyecto presentado por la diputada Rojas, que pretendía establecer el inicio de la educación sexual en la etapa preescolar. La discusión reinstaló el debate en el Parlamento, considerando que el gobierno también tramitaba una iniciativa, pero que fijaba el estudio de esos contenidos a partir de 5° Básico.

Debido a que existían cuatro proyectos que buscaban establecer las bases para una educación sexual y afectiva en los niños y jóvenes -el más antiguo data del 3 de mayo del 2018 y el más reciente del 12 de septiembre del 2019- se decidió refundirlos y tratarlos conjuntamente.