SIP abrirá el primer colegio enfocado en la programación

0
5

Imagen-DSC02003El establecimiento de la Sociedad de Instrucción Primaria estará en la población La Bandera. Por Daniela Muñoz S. en La Tercera Niños de 3° y 4° básico aprendiendo programación computacional no es una idea futura para los colegios de la Sociedad de Instrucción Primaria (SIP), sino una realidad que ya se puede ver en las salas de clases de la escuela Arturo Matte Larraín, ubicada en el corazón de la población La Bandera, en la comuna de San Ramón. Es en este sector, con una alta vulnerabilidad social, donde la SIP va a desarrollar un innovador proyecto educativo: crear el primer colegio en Chile con enfoque en habilidades de programación y pensamiento computacional desde kínder a cuarto medio. Para esto van a transformar la escuela básica en un gran liceo polivalente. “Queremos formar alumnos que tengan un perfil de egreso enfocado en los requerimientos del siglo XXI y que tengan el sello de los colegios SIP, en cuanto a valores para la vida y competencias técnicas”, destaca Lily Ariztía, gerenta general de la Sociedad de Instrucción Primaria. La idea de este proyecto, que ha sido preparado durante cuatro años por los equipos técnicos de la Sociedad de Instrucción Primaria -asesorados por expertos nacionales e internacionales- es que permita “aportar capital humano clave para el desarrollo del país”, indica Ariztía. Santiago Blanco, gerente de Control de Gestión, Estudios y Planificación de la SIP, explica que “miramos experiencias exitosas primero en la OCDE, vimos muchos colegios de estos países y los visitamos también. Consultamos al mundo académico internacional y a las empresas que han intervenido redes de colegios en otros países”. Luego de este largo trabajo, indica Blanco, llegaron a la definición de los pilares que van a sustentar el proyecto educativo de este nuevo modelo de colegio. El primer aspecto clave será la incorporación de la metodología de proyectos en el aula, que apunta al aprendizaje mediante un trabajo colaborativo con sus pares y desarrollando iniciativas que puedan involucrar distintas materias utilizadas desde diferentes puntos de vista. Un segundo pilar es blended learning, metodología que combina la instrucción tradicional con el uso de plataformas digitales. Además, se prioriza el diseño de espacios con una infraestructura que pueda dar respuesta a todas las necesidades educativas del proyecto. Y por último, la iniciativa también se basa en la enseñanza de programación como parte del currículum. Según cuenta Lily Ariztía, los colegios P-Tech en Nueva York han desarrollado este cambio en el modo de enseñanza. La idea es que los niños y adolescentes se formen en los colegios, pero de acuerdo con las necesidades de las empresas donde podrían trabajar en el futuro, teniendo la posibilidad de continuar su formación directamente en la educación superior. Ariztía explica que la infraestructura será un factor relevante dentro de la iniciativa. Para ello se ha diseñado un recinto que responda al proyecto educativo. “No es una infraestructura porque sí. Primero hicimos el modelo y luego pensamos la infraestructura. Por dentro es un colegio muy flexible, donde las salas se puedan unir, donde van a tener un tamaño más grande para que los alumnos puedan trabajar en grupos. Va a tener espacios abiertos, donde los estudiantes de séptimo podrán trabajar con cuarto medio, es un concepto arquitectónico completamente diferente”, detalla Ariztía. Otra característica será que las salas serán de tipo “transparente”, con muchas ventanas. Para la construcción se requiere una inversión cercana a los US$ 13 millones, para lo cual la SIP pretende establecer alianzas con empresas que quieran formar capital humano. Este modelo, por ejemplo, se utilizó para el colegio P-Tech de Estados Unidos que fue diseñado por IBM y la ciudad de Nueva York. “La empresa participa a través del diseño de los cursos, prácticas y de mentorías entre otras cosas”, explica Alberto Garrido, socio de la consultora Incremental, que asesoró a la SIP en el desarrollo del proyecto. La gerenta de la Sociedad de Instrucción Primaria plantea que “en este momento en Chile no hay persona que no te diga que la salud y la educación son la prioridad. Queremos preguntar a los empresarios ‘bueno, si para ti es prioridad la educación ¿qué estás aportando? ¿Qué estás haciendo? Tú necesitas un capital humano para que tus empresas funcionen mejor’”. El establecimiento tendrá tres cursos por nivel, y un total de 1.760 alumnos. La iniciativa apunta a que los niños desde pequeños manejen el lenguaje computacional y también el inglés. De hecho en los colegios SIP los niños tienen cinco horas de este idioma a la semana. Esta institución ya tiene alianzas pedagógicas con empresas del área computacional. Por ejemplo, con Google ya trabajan en conjunto y todos los profesores han sido certificados por esta compañía. Esta iniciativa es vista de manera positiva por el rector de Duoc UC, Ricardo Paredes, quien destaca que trabajan con el colegio de la SIP Eliodoro Matte, ubicado en la comuna de San Bernardo. Mediante un convenio los estudiantes que egresan tiene una articulación directa para continuar sus estudios en el Duoc. Esto, dijo, permite no solo dar respuesta a las necesidades hacia el mundo laboral, sino también a la demanda de los adolescentes por seguir estudios superiores Paredes indicó que “introducir nuevas formas de enseñar, aulas abiertas, integración de disciplinas, entre otras iniciativas, representa un desafío mayor muy necesario porque uno de los problemas actuales de los estudiantes es el aburrimiento en las aulas. Esto también requiere tener profesores formados y capacitados para enseñar mediante proyectos”. Por Daniela Muñoz S. en La Tercera  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here