Sistema de Admisión Escolar: Liceos de excelencia podrían volver a seleccionar a sus alumnos

0
276

En entrevista con La Tercera, Sylvia Eyzaguirre, investigadora del CEP, conversó sobre la posibilidad de que liceos de excelencia podrían volver a seleccionar a sus alumnos. Por otro lado, cree que sería un error extender la medida a todos los establecimientos, como lo está planteando el Gobierno.

Fuente La Tercera. Editado por Eileen San Martín.

La investigadora del Centro de Estudios Públicos (CEP), Sylvia Eyzaguirre, quien también formó parte del comité que elaboró las propuestas educacionales del programa de Sebastián Piñera, entra al debate por los cambios al Sistema de Admisión Escolar, contenido en la Ley de Inclusión.

Está de acuerdo con que se permita a los liceos de excelencia volver a seleccionar a sus alumnos, pues representan un “trampolín” para los estudiantes vulnerables. Aún así, cree que sería un error extender la medida a todos los colegios, como lo está planteando el Gobierno. “Eso les cierra la puerta a los niños que han tenido mayores problemas”, afirma.

¿Qué le parecen los cambios anunciados al Sistema de Admisión Escolar?

Hay cosas que tienden a mejorar ciertos aspectos deficitarios del sistema, como por ejemplo, la ampliación del concepto de “hermanos”. Hoy es una categoría legal, comprobable con certificado, pero el 60% de los hijos nacen fuera del matrimonio. Entonces, se busca preservar que el núcleo familiar tenga preferencia.

También se plantea aumentar la cuota de 15% para alumnos vulnerables.

Hay proyectos educativos que tienen como vocación entregar excelencia académica a niños vulnerables que son muy buenos. Pero en ellos postulan a niños de clase media o media-alta. Con el nuevo sistema, estos proyectos educativos no pueden priorizar a los niños más vulnerables. Entonces, terminan entregando un servicio para un nivel socioeconómico más alto, lo que no es su objetivo. Por lo tanto, es positivo que cada establecimiento aumente el porcentaje de alumnos prioritarios, con un mínimo de 15%.

Pero también se buscará regresar a la selección por mérito, que es el punto más conflictivo de los cambios. ¿Cree que se está haciendo retroceder la Ley de Inclusión?

Es fundamental dejar de usar los adjetivos “retroceder” o “retroexcavadora”. La evidencia dice que los liceos de excelencia son el trampolín social para que los jóvenes de clase media y baja accedan a las carreras más selectivas. Sobre el 70% de los alumnos de colegios municipales que ingresan a la U. Católica y U. de Chile, vienen de liceos de excelencia académica. La mitad es de liceos emblemáticos.

Entonces, en un escenario de inequidad en la educación, donde la evidencia dice que los liceos de excelencia sí le agregan valor a los estudiantes, terminar con estos establecimientos y no ofrecerles nada mejor a esos niños, es quitarles los pocos instrumentos de movilización social. Primero, mejoremos la educación, después quitemos los trampolines.

¿Y está de acuerdo con el detalle de los cambios? La ministra explicó que se podrá aumentar a 100% la selección en los liceos de excelencia y a 30% en el resto de los colegios.

Estoy de acuerdo con que existan liceos de excelencia, pero por definición son poquitos. Una cosa es que existan liceos de excelencia y otra es que todos los colegios, a partir de 7° Básico, puedan seleccionar a los alumnos por mérito.

Con eso no estoy de acuerdo. Si un colegio se define de excelencia, tiene que seleccionar a toda su matrícula con los mismos criterios. Un colegio que no lo es, no debería seleccionar así. No me queda claro si el proyecto del Gobierno abrirá el espacio para seleccionar por mérito en liceos que no lo son.

Una de las críticas que se hizo a los liceos de excelencia es que postulan alumnos de nivel socioeconómico alto y los de primeros quintiles están subrepresentados. Esa crítica es semi verdad y falsa, porque son los liceos más heterogéneos y diversos de Chile. Es verdad que el primer quintil está subrepresentado, pero el quinto quintil también. Si esa es la crítica, se puede subsanar fijando cuotas por quintil. Entonces, dejar 30% de cuota para alumnos prioritarios es bajo, porque son cerca del 40% a 45% de la población. El 30% no es un avance, el piso mínimo debiera ser de 40%.

La ministra dijo que se permitirá el 30% de selección a todos los colegios, no solo los de excelencia.

El programa del presidente Piñera contemplaba que los colegios pudieran tener 30% de selección en función de su proyecto educativo. Esto significa que si un colegio tiene un proyecto para educar a alumnos vulnerables, de pueblos originarios o inmigrantes, puede privilegiar su ingreso. Si hay un colegio católico, evangélico o judío, también se podría privilegiar a esos alumnos. Pero si un colegio no hace selección de méritos en enseñanza básica, ¿por qué lo haría en enseñanza media?

Creo que eso es discutible, porque les cierra la puerta a los niños que han tenido mayores problemas de aprendizaje y caerían probablemente en colegios menos demandados. Los niños a los que más deberíamos ayudar, les estaríamos cerrando las puertas.

¿Entonces rechaza esta propuesta?

Lo encuentro complicado. Es una discusión legítima, pero me complica porque los niños que tienen más dificultades son los que deberíamos apoyar más. Con eso les estamos cerrando las puertas.

¿Cree que se estaría desmantelando la Ley de Inclusión?

Si nos centramos en los liceos de excelencia, son perfectamente compatibles con la no-selección en el sistema en general, porque no son más de 60 o 70. Son una tremenda excepción. Si se introduce un 30% de selección por mérito en enseñanza media, ahí sí se estaría atacando uno de los objetivos del proyecto de Bachelet (la Ley de Inclusión).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here