Sostenedores: 5 formas de construir apoyo emocional para los profesores

0
666

construir apoyo emocional para los profesores

Fuente: Kimche

Un informe escolar estadounidense concluyó el año 2013 que la ocupación de profesor es una de las profesiones con más estrés laboral, junto con la de enfermería. Esta investigación se publicó ocho años antes de que la pandemia alterara el sistema educacional y enviara a toda una generación a sus hogares a aprender de forma virtual.

Hoy, luego de un año y medio de clases online, el estrés continúa siendo la principal razón del abandono de la sala de clases por parte de los docentes. A esto se le suma la preocupación de que los profesores dejen definitivamente la profesión.

Al mismo tiempo existe una crisis de salud mental entre los jóvenes norteamericanos. El año pasado aumentaron significativamente los casos clínicos relacionados a salud mental en niños. Los estudiantes que han vuelto a la sala de clases tienen una nueva carga de estrés, ansiedad, y en algunos casos se suma el trauma. Esto es sucede especialmente en las comunidades de color que han sido las más afectadas por la pandemia, como East Palo Alto, California, donde se encuentra la escuela primaria.

Ahora bien los sostenedores pueden desarrollar y poner en práctica medidas puntuales para que los docentes puedan enfrentar el estrés en el trabajo como se detalla a continuación:

5 formas de construir apoyo emocional
para los profesores

1. Construir una relación sana con los docentes

Es importante construir sistemas de apoyo y espacios sanos tanto para los estudiantes como para los profesores. Las relaciones siempre han sido el núcleo de la educación. Más allá de oportunidades de desarrollo profesional, los profesores también necesitan tiempo para desconectarse de la sala de clases, apagar la cámara y saber que confiamos en ellos para hacer el trabajo.

2. Entrenamiento entre profesores

Crear un equipo de “entrenadores de bienestar” para apoyar al personal docente, sin necesidad de contratar gente nueva. Reubicar a los especialistas en prácticas de bienestar, aprendizaje social y emocional para organizar reuniones semanales con los profesores y capacitarlos sobre cómo abordar los desafíos sociales y emocionales en sus aulas. Esto los ayuda a conectar e intercambiar ideas con alguien que les brinde su apoyo y validación a medida que navegan por nuevos desafíos.

3. Espacio de reflexión para los profesores

Proporcionar un espacio regular para que los docentes den un paso atrás y reflexionen. Puede ser un gran desafío para los profesores encontrar tiempo para detenerse y reconocer cómo se sienten. El equipo de bienestar puede ayudar a los profesores a encontrar tiempo para eso, con el objetivo es dar un paso hacia atrás para reflexionar y trabajar junto con un compañero de confianza. Así podrán identificar lo que necesitan para resolver sus dificultades.

4. Establecer límites claros y dejar que los profesores
llenen los espacios en blanco

La pandemia nos hizo reflexionar acerca de que las cosas están lejos de nuestro control. Y además de eso, los profesores tuvieron que introducirse en nuevos planes de estudio, nuevas expectativas, nuevos métodos de enseñanza y nuevas tecnologías. Esto hizo que, comprensiblemente, fuera frustrante para los docentes adaptarse sin parar. Por eso es importante establecer límites y expectativas claras para dejar que los profesores elijan también cómo cumplir. Sin duda ocurrirá un gran salto en la disposición, la confianza y la moral.

5. Permitir que los profesores compartan sus
actividades de distracción

Una pregunta que puede hacer el equipo de bienestar a los profesores durante las sesiones de entrenamiento es: “¿Qué haces cuando te sientes estresado para ayudarte a relajarte?” Ya sea escuchando música, dibujando, cocinando o haciendo yoga. Es probable que exista una forma de incorporar alguna actividad de ese tipo en el aula para ayudar a los docentes a manejar mejor el estrés de forma regular y diaria. Además ayudaría a exponer a sus estudiantes a nuevos tipos de actividades restauradoras para un mejor manejo socio-emocional.