Todo lo que necesitas saber sobre el eclipse 2019

0
608

El 2 de julio de 2019 tendrá lugar en nuestro país un eclipse total de Sol: la Luna va a tapar por completo el Sol durante algo más de dos minutos, oscureciendo súbitamente el día y dejándonos ver los destellos de la corona solar, en un extraño cielo azul crepuscular donde todo el horizonte se tiñe con los colores del atardecer.

Si no tienes la suerte de estar en la trayectoria de totalidad, no te preocupes: podrás disfrutar de un eclipse parcial desde cualquier otro lugar del país.

Fuente: tueclipse.cl

El mejor lugar para observarlo será en las regiones de Coquimbo y de Atacama, en una franja de territorio que va desde cerca de Tongoy por el sur hasta Domeyko por el norte: esta es la zona donde el eclipse será total.

En el resto de Chile podrás apreciar un eclipse parcial, en el que la Luna alcanza a tapar parte del Sol (hasta 92% en Santiago y Valparaíso, y 83% en Antofagasta, por ejemplo).

En cada lugar de la Tierra, la inusual alineación entre el Sol y la Luna que da origen a un eclipse total de Sol ocurre con muy poca frecuencia. En La Serena, por ejemplo, el último ocurrió en 1592 mientras que el próximo tendrá lugar recién en el 2165. Por eso, la enorme mayoría de las personas sólo logra presenciar un eclipse total de Sol en su vida.

La trayectoria de totalidad

El mejor lugar para disfrutar este evento será dentro de la trayectoria del eclipse total: una franja de unos 150 km de ancho que va desde Guanaqueros por el sur hasta la localidad de Domeyko por el norte.

La línea central de esta Trayectoria pasará por localidades como La Higuera, Almirante Latorre, Condoriaco, Chapilca y Bella Vista, lugares donde el eclipse total durará unos 2 min y 34 s (variando ligeramente según el lugar). A medida que te alejes de esta línea central, la duración del eclipse total irá disminuyendo hasta llegar a 24 s en los bordes de la franja de totalidad.

Coquimbo y Atacama

En la tabla siguiente encontrarás la hora exacta en que se verá el eclipse en algunas localidades de las regiones de Coquimbo y Atacama. Los lugares marcados en azul oscuro corresponden a zonas desde donde podrá verse el eclipse total, mientras que desde aquellos marcados en gris solo se podrá apreciar un eclipse parcial.

Si estás en la trayectoria de la totalidad vivirás una experiencia sublime. Podrás disfrutar tanto del eclipse solar parcial como del total. Verás cómo el día se vuelve noche, contemplarás la corona solar, podrás observar a Mercurio y a Marte y también a algunas estrellas como Sirio y Proción. Créenos, lo vas a recordar por mucho tiempo.

Fuera de la franja de totalidad, y aunque estés muy cerca de ella, sólo podrás ver los efectos parciales del eclipse. Mientras más lejos te encuentres de dicha zona, menor será el porcentaje visible del Sol que verás taparse por la Luna. En todo caso, verás como el Sol adquiere forma de media luna y cómo su luz disminuye notablemente.

Recomendaciones para elegir lugar

Para disfrutar del eclipse total deberás estar en algún lugar dentro de la franja de totalidad, la que tendrá unos 150 km de ancho, de norte a sur. Para elegir el punto preciso dentro de ella, te damos algunas recomendaciones:

HORIZONTE

Busca un horizonte despejado hacia el oeste, libre de montañas altas o de edificios (si estás en una ciudad). Recuerda que será invierno y que el eclipse parcial comenzará a las 15:22, cuando el Sol ya estará sólo a 10º sobre el horizonte, por lo que este es un aspecto importante si no quieres tener obstáculos para observar.

Existen algunas apps tales como Stellarium, que puedes usar para previsualizar el eclipse desde el lugar que escojas.

CLIMA

Recuerda que las nubes son las principales enemigas de los cazadores de eclipses. Para evitarlas, preselecciona dos o tres puntos de observación posibles y revisa las condiciones climáticas con anticipación para decidir a cuál de ellos dirigirte el día del eclipse. No está demás recordar que en las zonas cercanas a la costa, la probabilidad de nubes siempre es mayor que hacia el interior.

Si vas a disfrutar del eclipse parcial, las recomendaciones sobre horizonte y clima siguen siendo pertinentes.

Si no tienes la suerte de estar en la trayectoria de totalidad, no te preocupes: podrás disfrutar de un eclipse parcial desde cualquier otro lugar del país. De hecho, en la tabla al inicio de este mismo sitio puedes consultar qué porcentaje de parcialidad tendrá el eclipse en el lugar en el que estarás ese día.

Si tienes la posibilidad de estar en la franja de totalidad para el 2 de julio, no lo pienses dos veces: el eclipse total tiene una espectacularidad que difícilmente olvidarás.

Cómo fotografiar un eclipse

En cualquier lugar de la Tierra, los eclipses solares ocurren muy rara vez. Y si hablamos de eclipses totales, aún con menor frecuencia. Por eso, si planeas hacer un registro fotográfico o audiovisual de este evento, te recomendamos preparar cada detalle con anticipación. Así evitarás que el momento de la totalidad te sorprenda preocupado por los controles de tu cámara y podrás disfrutar plenamente de ese momento único.

A continuación te damos algunas recomendaciones básicas para preparar tu fotografía.

1 – Prepara tus lentes o visores especiales

Foto: shutterstock

Antes que todo, recuerda que no puedes mirar directamente al Sol sin la protección adecuada, pues hacerlo podría provocar daños irreversibles en tu vista. Dado que no estarás durante todo el eclipse mirando a través de tu cámara, comienza por conseguirte lentes o visores especiales, que te permitan mirar al Sol sin riesgo alguno. Y revisa las recomendaciones que entregamos para mirar el eclipse con lentes o visores especiales.

2 – Prepara tu filtro solar

Foto: Wikihow.com

Al igual que como ocurre con tus ojos, para apuntar tu cámara directo al Sol deberás protegerla con un filtro solar.

Dichos filtros deben instalarse delante del lente (lado del sol) y cumplen una doble función: evitar que ingresen luz y calor en exceso a la cámara (lo que podría dañarla muy rápidamente) y, sobre todo, evitar que la luz directa del Sol llegue a tus ojos cuando miras por el visor, con el agravante de que llegará intensidad amplificada por el lente de tu cámara. Lo que, como ya hemos dicho en repetidas ocasiones, puede provocarte daños graves y permanentes a la vista.

Si quieres ver cómo se quema un sensor de cámara en seis segundos, apuntándola al Sol sin un filtro en el lente, sólo revisa este video.

Antes de elegir un filtro solar, asegúrate que corresponda a uno especialmente diseñado para operar en tu cámara. Entre los filtros que se ajustan al extremo frontal del lente, existen los llamados de “apertura completa” y los “fuera de eje”. Te recomendamos preferir los primeros pues utilizan todo el lente al momento de tomar la foto, con lo cual no es necesario volver a enfocar la cámara al retirar el filtro al comienzo del eclipse total o cuando lo vuelvas a colocar, cuando esta fase termine. Normalmente puedes encontrar estos filtros en las tiendas especializadas de fotografía.

Al instalar el filtro, asegúrate de que quede firme y no corra riesgo de correrse ni de caerse con el viento o algún movimiento. Si vas a estar en la zona de totalidad para el día del eclipse, debieras revisar también si puedes retirar el filtro fácilmente, si quieres sacar fotos durante los breves minutos en que dure el eclipse total.

3 – Busca referencias

Foto de Andrew Studer

El 2 de julio habrá miles de personas fotografiando el mismo eclipse que tú. Por eso, si quieres tener una fotografía única tendrás que ser creativo y buscar un lugar y un encuadre especiales, que aporten un contexto original a tu imagen. Para darte ideas e inspiración, te recomendamos revisar imágenes captadas por otros fotógrafos cazadores de eclipses.

4 – Elige lentes para tu cámara

Foto de ShareGrid en Unsplash

Lo ideal es que el día del eclipse cuentes con más de una distancia focal para sacar fotos. Un lente normal o gran angular te servirá para capturar imágenes que incluyan el paisaje que te rodea. Pero si quieres obtener imágenes de primer plano del Sol eclipsado, necesitarás además un lente teleobjetivo. O bien un lente zoom que pueda cubrir ambas distancias focales.

En el esquema siguiente te mostramos cómo se verá el tamaño del eclipse según la distancia focal de diversos teleobjetivos, operando en una cámara digital de fotograma completo (o una de película de 35 mm). El rectángulo rojo indica el campo de visión que capturarás con lentes de esa misma distancia focal en cámaras digitales con sensores de tamaño APS. El rectángulo verde muestra el campo de visión para cámaras digitales de formato Micro 4/3.

Fuente: eclipse.aas.org, adaptado de una ilustración de Fred Espenak

5 – Considera llevar un disparador remoto

Foto de hojun Kang en Pixabay

Si usas teleobjetivo la cámara será más sensible al movimiento y cualquier movimiento brusco podría arruinar tu foto. Para evitarlo, puedes recurrir a un disparador remoto o usar el temporizador de la misma cámara.

6 – Evalúa incluir una montura telescópica

Foto astronomiafuerteaventura.com

Si quieres obtener una imagen aún más precisa puedes sumar a tu equipo una montura pequeña ¿Qué es eso? La montura es la pieza mecánica que soporta el telescopio, y que le permite moverse de manera continua y precisa, siguiendo a los objetos celestes. Dado que la Tierra gira sobre sí misma, la montura permite compensar este movimiento de rotación, consiguiendo que el objeto celeste permanezca fijo en el campo visual del telescopio.

Lo anterior te puede ser útil si quieres seguir al Sol durante todo el eclipse (parcial y total), dejándolo una misma posición en tu encuadre sin tener que estar reajustando la dirección de tu cámara permanentemente.

 

Fuente: tueclipse.cl

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here