Toma del Instituto Nacional marcaría inicio del período de ocupaciones en los liceos

0
6

file_20170607122029El alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, aseguró que la política del “rompe-paga” se seguirá aplicando si se producen destrozos dentro del establecimiento. Liceo Confederación Suiza también fue violentado por alumnos.

Por Nicolás Álvarez, El Mercurio

El Instituto Nacional registró su primera toma estudiantil del año. Durante la tarde del martes, la comunidad escolar de aquel establecimiento comenzó a sentir los signos de una ocupación que se concretaría a las 7:30 horas del miércoles, con un centenar de sillas y un arco de baby fútbol puesto en el portón de ingreso.

Casi 500 alumnos -según informaron los dirigentes del Instituto- se acuartelaron dentro del emblemático edificio para acrecentar la presión sobre las autoridades y hacer notar sus demandas.

A raíz de esta situación, una pequeña comitiva de la Dirección de Educación (DEM) de la Municipalidad de Santiago llegó para hacer frente a los estudiantes. “Lo que le corresponde al sostenedor es resguardar el servicio educativo. Eso implica el desalojo si es que se mantiene la toma”, anunció la directora de la DEM, Silvia Acevedo.

Expectantes, cada uno de los institutanos esperó la llegada del equipo policial, lo que no ocurría hasta el cierre de esta edición.

Más movilizaciones

La toma de este colegio marca el comienzo de un eventual recrudecimiento de las manifestaciones a nivel secundario.

De hecho, durante la jornada de ayer, el Liceo Confederación Suiza, también de Santiago, fue igualmente ocupado.

Para Sara Robles, vocera de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES), esto es consecuencia de “un descontento por problemáticas internas de los liceos”. El “estancamiento” de la reforma educacional en el Congreso también incidiría en este fenómeno, explicó la dirigenta.

Consultada por una posible proyección de tomas en los distintos establecimientos, Robles sostuvo que, por lo menos, “los colegios que participan activamente de la Asamblea ya comenzaron los procesos de reflexión o de votación para ver de qué manera se quieren movilizar”.

Robles remarcó que “este año daremos un salto cualitativo en cuanto a las movilizaciones”.

“Rompe-paga”

Lejano a aquel escenario, el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, comentaba a “El Mercurio” su molestia por las tomas.

“Soy contrario a las tomas, creo que son ocupaciones ilegales en que es dispararse a los pies”, comentó.

Por esta misma razón, tampoco vaciló en mencionar su polémica y reciente política de “rompe-paga”. Según la máxima autoridad comunal, en este caso la medida “se seguirá aplicando”.

De producirse eventuales destrozos dentro del Instituto Nacional, los apoderados se mostraron a favor de cumplir con la política impuesta por el edil.

“Los agitadores de la toma son un grupo minúsculo (…) y me imagino que el alcalde apunta justamente a esa minoría que está intentando destruir la poca y nada buena infraestructura que queda dentro del liceo”, afirmó Omar Ibaceta, vocero del Centro de Padres.

Por su parte, Judy Valdés, presidenta de otra agrupación de padres del establecimiento, denominada “Cepa A-0” señaló que “la comunidad está dividida en ese aspecto, pero la gran mayoría sí está dispuesta a cumplir con la política del ‘rompe-paga'”.

Ocho liceos de Santiago estuvieron inactivos durante mayo de 2016. 

47 días sin clases significó la ocupación de estos establecimientos educacionales en la comuna. 

Un liceo (Teresa Prats) fue tomado por estudiantes durante mayo pasado. 

Siete días completó la toma efectuada en este recinto.

FUENTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here