Un 54,3% de los magallánicos afirma que su nivel de educación científica ha sido muy bajo

0
3

Screen Shot 2017-04-04 at 9.55.11 PMSólo un 5,1% de los magallánicos afirma que el nivel de educación científica y técnica que ha recibido ha sido alto o muy alto, mientras que un 54,3% declaró que ha sido bajo o muy bajo. Esto según los resultados que arrojó la primera encuesta nacional que mide la Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología en Chile, consulta impulsada por la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt) que fue llevada a cabo entre los meses de octubre 2015 y enero 2016, la cual apuntó a establecer una línea base para conocer el estado actual en que se encuentra la relación de la sociedad con esta actividad.

Fueron 7.637 personas mayores de 15 años de todo el país quienes respondieron el test, siendo de éstas 405 específicamente quienes participaron en las comunas de Punta Arenas y Puerto Natales.

En este sentido, y en cuanto a lo abordado por el estudio, la Duodécima Región del país no evidencia mayores variaciones respecto a los resultados nacionales, salvo en ciertas preguntas concernientes con la actividades que los encuestados habían realizado durante los últimos meses, o el nivel de información e interés respecto a ciertas temáticas afines a la materia.

Al ser consultados en torno a cuáles de los sectores aumentaría la inversión pública, excluyendo Educación, Salud y Seguridad Pública, un 25,9% manifestó su primera mención en Medio Ambiente, seguido por Obras Públicas con un 17,7%, mientras que Ciencia sólo alcanzó un 7,4%.

Asimismo, en la medición de las actividades concretas que habían efectuado durante los últimos 12 meses, un 90,8% de los magallánicos contestó “Ir a un mall”, un 49,9% dijo “Visitar un parque nacional”, mientras que sólo un 11,8% respondió “Visitar un museo de Ciencia y Tecnología (CyT)”.

Por otra parte, en lo concerniente a cómo las personas se apropian de la ciencia y la tecnología, comparándolo con otros tópicos como deportes o política, los resultados indican que aunque el 64,2% de los encuestados de la región muestra interés por la tecnología y un 59,2% se manifiestan interesados por la ciencia.

¿Cómo se puede revertir esta situación?

Si bien, esta consulta tiene como fin establecer una línea de base de medición en la población chilena sobre esta actividad, además de contar con información sistemática y periódica para definir nuevas estrategias de políticas públicas, no dejan de ser preocupantes los resultados obtenidos, teniendo en conocimiento la gran cantidad de recursos y esfuerzos que tanto el gobierno regional como diversas instituciones destinan al desarrollo de la ciencia y la tecnología en Magallanes, atribuyendo esta situación a cómo es difundida la actividad y cómo se aborda en los primeros niveles de la educación escolar.

A raíz de estas conclusiones, el intendente Jorge Flies diagnosticó que “lo que uno logra ver en esa encuesta es desconocimiento, hay mucho que avanzar en el ámbito educacional, dar instrumentos y elementos para evaluar y sentirse capacitados para leer y escuchar algo de ciencia. Acá es fundamental comunicar, el mundo está hecho por conocimientos en base a la comunicación y la opinión se hace en base a lo que se escucha en los medios de comunicación y las redes sociales, y ese esfuerzo debe apuntar a lo que hagan los medios locales para que la gente sepa”.

Por otra parte, el vicerrector de Investigación y Postgrado de la Universidad de Magallanes, Andrés Mansilla, precisó que “hay mucha investigación que generalmente se queda en papers científicos y no es divulgada transversalmente a la comunidad. Es importante que las personas entiendan la importancia de la ciencia y solamente lo van a hacer si nosotros somos capaces de traducir la investigación en relatos atractivos para toda la comunidad”.

De igual forma, Edgardo Vega, subdirector del Instituto Antártico Chileno (Inach), acotó que “hay tres caminos distintos y complementarios. El primero de ellos es la educación, donde tenemos que ser capaces de formar mayores complicidades entre las instituciones que hacemos ciencia con el mundo educativo. En segundo lugar son los medios de comunicación, y diría que esta región tiene un lujo en esto ya que la presencia de noticias en ciencia y tecnología es importante en Magallanes, pero debemos buscar nuevos mecanismos de manera de buscar cómo llegar más cercanamente a la ciudadanía. Y lo tercero son las propias instituciones que hacemos ciencia, que tenemos que asumir un rol fundamental en esto”.

Finalmente, Carolina Torrejón, de vinculación escolar del programa Explora de Conicyt, puntualizó que “uno de los problemas quizás tiene que ver con que el mundo científico, al acercarse a la ciudadanía, lo hacen en un lenguaje poco comprensible. La divulgación y la difusión debe ser una tarea constante y la comunidad se va a ir enamorando en la medida de que vaya comprendiendo, ya que existe una valoración pero a la vez un desconocimiento”.

FUENTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here