Y la máquina comenzó a trillar

0
142

Hace un par de días me tocó asistir a la primera reunión de Padres y Apoderados, en mi caso lo hice por mi nieto de 6 años, primero básico. Y veo con asombro como comienza a funcionar esta máquina llamada “educación”, con pena doy cuenta como la profesora lee un informativo de Dirección en dónde da a conocer cuenta pública del año recién pasado.

Resultados SIMCE y PSU…como si estos parámetros fueran lo más importante, y los padres felices ante tanto éxito. ¿Qué hay de la formación?. Que se gastaron estos millones en sueldos, que el pago de financiamiento compartido no les alcanzó para solventar la planilla de profesores, que la subvención por niños vulnerables y los padres que no asumen su obligación adquirida con el colegio no son un aporte al buen funcionamiento administrativo del colegio blá, blá, blá, que deben hacer grandes esfuerzos para lograr un año académico normal.

En ningún momento se habló de las metas, de lo que se espera para un buen desarrollo de los alumnos. Pareciera ser que lo más importante es el dinero. Los niños deben vivir encerrados en este sistema inhumano, ejemplo el caso de mi nieto. Él comienza su día a las 6.30 AM y llega a las 5.30 PM,…con tareas en su mochila…¿de qué calidad se habla?…¿será tan necesario que tenga 10 horas de lenguaje?…¿a qué hora hacen vivo el lenguaje?¿será necesario tener tantas horas de lo mismo?, no puede compartir con sus amigos por estar cansado.

La gran preocupación son los ranking, las estadística, “ellos poco a poco se acostumbrarán y verán lo importante que es educarse para así llegar a la Universidad”…me suena más a adiestramiento, ¿qué tipo de personas, estamos formando?…será tan importante llegar a la Universidad,…si, luego me doy cuenta que es una gran mentira. Todo me suena a negocio, los colegios, la sociedad misma entra en este eslogan -Educarse para que tener una buena vida-.

Y los que hemos estudiado vemos con pena que eso no es cierto, yo estudié y terminé el sistema formal, y mi vida no ha sido tan buena, existen otras cosas que llenan el espíritu del hombre, observo con pena mis amigos todos trabajan muchas horas para obtener dinero y no tienen tiempo para socializar, encerrados en su burbuja de todos los días, trabajo, casa, trabajo…¿es eso una vida?…Existen otras cosas que de verdad llenan el espíritu.

Son pocos los momentos de calidad con la familia, puesto que cada uno está en lo mismo, estudiando, trabajando, cumpliendo turnos aquí y acullá. Y mi nieto entra a esta gran trilladora que poco a poco veo le va quitando su inocencia y encarcelado en valores empaquetados para hacer de él un producto de esta trilla. ¡Ya no veo a mi niño!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here